Páginas vistas en total

viernes, 2 de junio de 2017

De un mes a otro







De un mes a otro
Por fin , estoy en casa. Los primeros días en Bozoum estuvieron muy cargados. Fue la parroquia, con sus ritmos y sus compromisos (estamos haciendo los exámenes de fin de año para el catecismo), hay varios proyectos en curso, especialmente con Cáritas, es el fin del año escolar y así sucesivamente.
El miércoles 31 de mayo subimos a la colina que queda por encima de Bozoum, donde hay una imagen de la Virgen, que vela por la ciudad. Subimos muchos y, sobre todas muchas, para celebrar la misa y para consagrar la ciudad y ponerla bajo la protección de la Virgen. Bendije la ciudad con una hermosa estatua de la Virgen de Loreto, que los amigos italianos nos han regalado hace ya algunas semanas.
Bajamos de la colina y, abajo, al comienzo de uno de los barrios de Bozoum me paré a saludar a Magdalena, una mujer anciana, ciega. Le dejé los regalos que los fieles hicieron en el ofertorio, y nuestra oración llega a ser un poco como la de María que corre a visitar a su prima Isabel.
La situación del país es cada vez más preocupante. Mientras la capital, Bangui, está relativamente tranquila, más del 60%  de Centro África está bajo el control de los rebeldes de las diversas facciones de la Seleka, y otros bajo el control de los antibalaka. El Gobierno se limita a la capital, y del resto del país parece que no se preocupa nadie. En nuestra zona ha habido varios ataques in deferentes ciudades (Niem, Ndim, Bocaranga) y el futuro es muy incierto. Los Cascos Azules, por haber perdido algunos   militares, víctimas de ataques, no pueden o no quieren contener las violencias y proteger eficazmente a la población civil.
Esta fue la razón por la que el jueves bajé a Bangui, para participar en una gran reunión de Cáritas. Estaban presentes, además del cardenal arzobispo de Bangui, otros obispos y secretarios de distintas diócesis. Habían llegado otras personas desde el Congo y de Italia (Cáritas Internacional) para ayudarnos a ser un poco más incisivos en ayudar al país a repartir, para estar siempre más cerca de los pobres y de la gente que sufre, y para ayudar más a quien se encuentra en necesidad. Y para hacerlo en nombre de Cristo, abiertos a todos los hermanos y hermanas, sin distinción alguna. Como él hizo.











Riunione Caritas a Bamgui
Réunion Caritas à Bangui


No hay comentarios:

Publicar un comentario