Páginas vistas en total

viernes, 29 de julio de 2016

Las riquezas de Centro África




Las riquezas de Centro África
Es verdad que en Centro África no hay mucho dinero, pero algo es. El salario, especialmente para algunos funcionarios y docentes, algún negocio, muchas actividades informales y el fruto del trabajo agrícola permiten a la población tener de qué vivir. Una de las dificultades de la gente es encontrar y tener un lugar seguro donde depositar los ahorros. Con frecuencia es necesario tener un pequeño crédito para pagar las escuelas, o para poner en marcha un pequeño negocio. Y precisamente por eso en 2007 fundamos la Caja de Ahorro y Crédito de Bozoum. En la actualidad es reconocida tanto por el gobierno como por la COBAC, la autoridad de Centro África que vigila las instituciones de micro fianza.
La Caja tiene cinco cajeros: en Bozoum, Bocaranga, Koui, Ndim y Ngaundaye.
Además del servicio de ahorro, presta créditos y asegura también la posibilidad de transferir dinero entre los cajeros y entre Bozoum y la capital.
El sábado pasado la sede  de Bozoum tuvo la Asamblea General. Y los resultados que se presentaron fueron impresionantes. Solo aquí en Bozoum hay 2.253 miembros con cuenta en activo. Si a cada cuenta corresponde una familia, hay entre 11.000 y 13.000 mil habitantes que tienen una cuentan en nuestra Caja. Lo que significa que, más de la mitad de la población goza de este servicio.
El total de dinero depositado supera los 186.000 euros.
Es una gran obra de servicio de la gente, que está haciendo crecer la capacidad de ahorrar y de crear desarrollo.
Esta semana siguen avanzando los trabajos de ampliación de la iglesia, a pesar de la lluvia.
Y el miércoles marcharé para Bangui, junto con un carmelita francés, P. Juan Bautista, que ha venido para dar unas charlas de formación a nuestros jóvenes. El jueves por la mañana nos reunimos para la oración y la misa, y es bonito ver el hermoso grupo de jóvenes: están los estudiantes de filosofía y teología, los novicios, los postulantes y los jóvenes de nuestro seminario de Yolé. También hay jóvenes estudiantes del Camerún.
A las 8'30 el P. Juan Bautista comienza la formación sobre san Juan de la Cruz, nuestro fundador, del que en la clase resalta una de las frases de sus obras: "A la tarde te examinarán en el amor".




















viernes, 22 de julio de 2016

Camerún






Camerún
Tras llegar, por fin, el viernes por la mañana a Yaundé, la capital del Camerún, me he quedado durante algunos días.
El sábado 16 de julio celebramos juntos con los carmelitas la gran fiesta de la Virgen del Carmelo. La celebración tuvo lugar en nuestra parroquia de Nkoabang, que celebra sesenta años de su fundación. Junto a algunos padres italianos, al provincial de la provincia de Milán (de la que depende la misión del Camerún), y a los hermanos de hábito cameruneses rezamos juntos a María, a la que veneramos como Madre y Belleza del Carmelo, ejemplo y guía en la vida de consagración y oración, ella "que meditaba estas cosas en su corazón", como dicen los evangelios.
El domingo nos encontramos de nuevo juntos para otro momento muy esperado: la ordenación sacerdotal de dos jóvenes carmelitas cameruneses: Fr. Marcial y Fr. Juan Bautista. Hubo muchos sacerdotes que concelebraron junto al arzobispo de Yaundé. Hubo, además, mucha oración, pero también muchos bonitos cantos y una liturgia muy viva y participada.
Por la tarde, después de comer, estuve con las monjas carmelitas. En Camerún hay tres monasterios, y en este de Yaundé hay algunas monjas italianas y otras camerunesas. Estuve con ellas un par de horas, y presenté la Misión en Centro África y hablé durante bastante tiempo sobre la visita del Papa.
Centro África es uno de los países raros donde todavía no hay monjas de clausura. Y oramos y esperamos que antes o después haya una fundación de estas mujeres llenas de Dios, llenas de humanidad.
El lunes por la mañana comencé el viaje de vuelta. Salí a las 6'00, y a las 17'00, después de unos 750 kilómetros, estaba en Bouar, donde pasé la noche y volví a salir al día siguiente. Fui por la carretera directa, que me permite ahorrarme 150 kilómetros. Tenía un poco de miedo, porque algunos días antes un hermano de hábito, el P. Anastasio, quedó bloqueado en un puente, con el coche en equilibrio. Gracias a Dios conseguí pasar sin problemas, y a las 11'30 estaba finalmente en casa, en Bozoum.
Aquí los trabajos avanzan, y el jueves pusimos la primera de las tres partes de la armadura de 31 metros. Os presento un pequeño video: https://www.dropbox.com/s/78puqotf6aqlmc8/luglio%201%20HD.mp4?dl=0












sábado, 16 de julio de 2016

La mujer en la Misión







La mujer en la Misión
El domingo pasado, 10 de julio, terminó el año escolar del Centro de Promoción Femenina "Caná" de Bozoum. Es un centro que hemos creado ya hace algunos años, para permitir a las mujeres que tengan una formación (que dura tres años) en diversas materias: francés, matemáticas, puericultura, costura, corte, cocina y alimentación, tejidos, bordado...
Es una actividad que hemos tomado muy en serio. En la sociedad centroafricana, la mujer es el corazón de la casa y de la familia, pero con frecuencia su papel es muy limitado. Casi toda la administración de la familia recae en la mujer.
Por desgracia, generalmente a las niñas y a las jóvenes no se les dan muchas oportunidades para estudiar. A menudo, después de algunos años en la escuela elemental, las chicas dejan la escuela para ocuparse de los hermanos más pequeños y de la casa,
Por eso hemos abierto este Centro de Formación, en el que muchas chicas y mujeres adquieren una buena formación, gracias a la que podrán abrir alguna pequeña actividad que las ayudará a tener cierta independencia y a ocuparse mejor de los hijos y de la  familia.
El Centro de llama "Caná": en el Evangelio, en las bodas de Caná estaba María que, tras hablar con Jesús, logró que Jesús hiciera el primer milagro, que fue el comienzo de la acción pública del Mesías...

El miércoles he vuelto a viajar, en esta ocasión con destino el Camerún ( a unos mil kilómetros de distancia)...
Al salir, tomé la carretera directa entre Bozoum y Bouar, que la han vuelto a abrir hace muy poco tiempo, después de casi doce años de estar cerrada al tráfico... He tenido alguna aventura por culpa del barro, pero logré pasar y ahora estoy en el Camerún, con los hermanos de hábito, los carmelitas.













sábado, 9 de julio de 2016

Llegó el dentista. Y no solo








Llegó el dentista. Y no solo
Desde hace algunos años hemos abierto una Clínica Dental en Bozoum, gracias a la Asociación Amigos da Centro África. Varios dentistas se han alternado por algunos períodos, y después han elegido un joven enfermero, originario de la capital, Bangui, para que haga ese trabajo. Hemos hecho que estudie y haga prácticas, y ha estado con nosotros hasta octubre de 2013, cuando ha elegido marcharse porque temía que la situación del país degenerase.
Desde entonces la Clínica Dental ha estado cerrada. Pero en estos días hemos logrado abrirla. En Bouar, a 250 kilómetros, hay un voluntario italiano, Alberto Fariselli, que trabaja en otra misión. Le hemos invitado, y durante una semana ha estado extrayendo dientes, ha estado haciendo obturaciones, preparando prótesis... con mucha gente, feliz, también porque el dentista más cercano está en Bangui, a 400 kilómetros...
En estos días los trabajos de la iglesia siguen adelante. Hemos preparado la gran armadura del presbiterio: más de 31 metros. Por ahora una parte está preparada, y esperamos ponerla en su sitio la próxima semana
Me parece que os acordáis de Hipólito, un chico de Bozoum, que quedó paralizado de por vida en un accidente en la escuela. Desde hace alrededor de un año está en Italia, en Savona, donde es curado y se tiene cuidado de él. Hay dos noticias por parte de Manuela, la madre de  Savona que ha acogido a nuestro Hipólito:
Aquí estoy y, mientras espero ir a misa de San Pedro, te escribo dos cosas. Hipólito se porta muy bien, y precisamente por esto es querido por todos. Ha seguido los entrenamientos de esgrima también durante el mes de junio y ahora descansa por ser verano. En la escuela va bien; ha superado la prueba de italiano con una votación de 100 sobre 100, y es estimado por su educación, seriedad e inteligencia; los profesores han pedido un pequeño informe sobre su curriculum escolar para saber dónde pueden mandarlo el próximo año escolar, durante el que irá a la escuela por la tarde porque ya es mayor de edad y no puede estar en la escuela media normal. Durante el verano una amiga mía le dará algunas clases de matemáticas y con Alejandra profundizará en la gramática italiana. Su salud va muy bien: desde octubre no tiene fiebre y se ha robustecido, esta mañana en el hospital Santa Corona han programado una recuperación de 15 días, previsto para dentro de un par de meses, para hacer análisis más detallados sobre la situación de las vías urinarias, sobre la  postura, y sobre las ayudas que necesita, en primer lugar el coche de ruedas porque el que tiene es decididamente pequeño. Hoy se ha bañado por primera vez en el mar... Descubriendo de este modo que el agua es salada.
Dirás que, si está perfectamente ambientado, necesitará de algún amigo de su edad, pero al no ir a la escuela es un poco difícil; sin embargo, entre gimnasio, playa y todo lo demás esperamos que logre crear amistades fuera de la familia. Hasta pronto, Manuela.

Gracias a toda la familia (papá Fiorenzo, mamá Emanuela, y los hijos Alejandra y Daniel), la familia italiana de Hipólito.