Páginas vistas en total

sábado, 26 de marzo de 2016

Semana Santa




Semana Santa
La liturgia nos acompaña hacia el Misterio de Pascua: la pasión, la muerte y la resurrección de Jesús.
La Semana Santa se abre con el domino de Ramos. Aquí en Bozoum nos encontramos hacia las 8 delante de la escuela "Isidoro Bakanjia": Muchísima gente con bonitas palmas (muy entretejidas): hay aire de fiesta, como hace 2000 años en Jerusalén, cuando la gente recibió a Jesús con alegría.
Después de la lectura del evangelio de los ramos, comenzamos la procesión (más o menos ordenada...) en la iglesia. Aquí la misa sigue normalmente, con la lectura del largo evangelio de la pasión.
El martes... queda repartido. En la primera tarde estuve en Bouar. Mientras estaba en nuestro seminario de Yolé, llegó el nuncio apostólico. Es prácticamente el embajador de la Santa Sede y, como nuestro obispo está en Italia por motivos de salud, él será el que presidirá la misa crismal.
A su llegada, cantos y presentaciones, y luego pasamos un momento en la capilla, donde encuentra a los chicos y jóvenes de nuestro seminario. Habla mucho sobre el acontecimiento excepcional de la visita del papa a Centro Á frica, el 29 y 30 de noviembre. Pero después se interrumpe, y pregunta a los jóvenes que estuvieron en Bangui en aquella ocasión que compartan lo que ellos vivieron. Y los jóvenes expresaron pensamientos profundos y muy hermosos. Cerró la serie de los testimonios Leoncio, que logró confesarse von el papa (el sexto de cinco penitentes...).
El miércoles por la mañana, a las 8, estamos en la catedral para la misa crismal: es la misa que reúne a los sacerdotes de la diócesis en memoria del sacerdocio. Durante la celebración los sacerdotes renuevan las promesas sacerdotales y después el obispo bendice los óleos que se usarán para la celebración de los sacramentos.
Después de la comida, juntos, salí rápidamente para volver a Bozoum, donde llegué é a las 19'30.
El jueves por la mañana me reuní con los catecúmenos para un momento de oración y de reflexión, mientras por la tarde celebré la misa "in cena Domini" (la Última Cena), en la que hacemos memoria del sacerdocio, de la eucaristía y del mandamiento de la caridad (como Jesús en la última cena también yo lavo los pies a doce personas, elegidas entre los pobres de la parroquia).
El viernes es día de silencio y de oración. De mañana me reuní con los chicos, chicas, jóvenes y adultos que hacia el 10 de abril deberán recibir el sacramento de la confirmación. Por la tarde nos encontramos en la iglesia para la celebración de la pasión de Jesús.
Nos acercamos a la Pascua, precedida por el sábado. Un día de espera, pero en el que ya sabemos que él vencerá.
Y termino compartiendo con vosotros los buenos deseos de Pascua, seguidos de "una hermosa oración del Buen Ladrón":
¡Feliz Pascua desde Bozoum!
En estos días "normales" sucede algo excepcional: Jesús sufre, es traicionado y muere por nosotros.
Os ruego y pido a todos vosotros que me ayudéis y nos ayudéis a no "acostumbrarnos" nunca a Dios, a que no nos contentemos solo con algún momento y con algún pensamiento, sino que vivamos en la memoria aquel gesto de amor infinito que es toda la vida de Jesús.
Os ruego y pido a todos vosotros que me ayudéis y nos ayudéis a no "acostumbrarnos" nunca al dolor y al sufrimiento de los demás, sino a saber estar al lado, aunque sin demasiadas palabras, pero con todo el amor posible e imposible.
¡Feliz Pascua!
P. Aurelio

“El peor momento llega cuando te cuelgan clavándote en un árbol muerto
Sigue un ruido sordo, deslumbrador, cuando lo dejan caer en la tierra
Alguien dice que es como un black-out
Pronto lo sabré
Los árboles tendrán que ser lugares de cantos

Ahora me están levantando
Los soldados están tirando de las cuerdas
Yo me levanto yendo al encuentro de mi muerte
Luego es como si hubiese un vacío total...

Cuando recupero los sentidos no se oye ningún canto
Mis huesos chillan de dolor
Ladran perros –pero no son ladridos de alrededor
Nosotros estamos lejos de Jerusalén en días como estos

El hombre que está a mi lado habla de cuando en cuando
Tiene sed
Grita a su padre en el cielo
Pide perdón para los que los que están por allí
La noche pasada en las celdas había alguien que decía que podría ser un rey
Me siento impulsado a hablarle
Digo: "Acuérdate de mí cuando llegues a tu reino"
Con voz clara responde: "Estarás allí antes de que el sol se ponga"
Enmudezco ante tal promesa
Sus palabras me quitan el último miedo
Antes de que caiga la noche estaré muy lejos de esta malvada colina con sus demonios
Comienzo a sentirme como un pajarillo que está a punto de ser libre en un cielo sin fin

Mi fuerza me está abandonando totalmente...
Por debajo de nosotros hay un grupo de mujeres pacientes
Hay una que sigue repitiendo: “Jamás olvides lo que mi hijo ha prometido”
A veces habla como si estuviese rezando –“Nuestros padres han confiado en Dios y
Él los ha librado”
Qué sencilla es la fe de las mujeres
Mi madre murió ya hace años
Ahora no tengo otra –¡Oh Señora del manto azul!, protégeme y cuídame

Cada vez se está haciendo más difícil respirar
La lengua se me pega en mi boca seca...

Ayer nadie vino a la prisión
Nadie se interesó
Y, al contrario, este hombre que está a mi lado se interesa
Me gustaría arrodillarme a sus pies
Pero no puedo moverme

Son las tres y el sol ha abandonado el cielo
La oscuridad está por todas partes

Después, de improviso, me doy cuenta de que ya no estoy clavado en un árbol muerto
"Solo debo extender mis manos y alguien las aferra"

Neville Braybrooke, The good thief speaks (1997) (El buen ladrón habla)












sábado, 19 de marzo de 2016

En camino hacia la Pascua






En camino hacia la Pascua
El domingo estuvo con nosotros el P. Ciriaco, un  joven padre carmelita, ordenado precisamente aquí en Bozoum en diciembre de 2011, con ocasión de los 40 años de nuestra presencia aquí. Ha venido con ocho chicos, estudiantes del liceo, que están formándose en nuestro seminario de Bouar.
El domingo, después de comer, hice una visita en la zona elegida para la peregrinación de los jóvenes, que tendrá lugar el sábado, la vigilia del Domingo de Ramos. Fuí con Mario Mazzali: he logrado arrancarle del trabajo durante una media hora. A la vuelta nos paramos en el puente, construido en 1942 por los prisioneros italianos. Eran militares que, con la caída de Etiopía y de Eritrea, habían sido mandados por todas partes a África.
El lunes reemprendimos los trabajos. Mario nos echa una mano, entre otros, para revisar los paneles solares, instalados el año pasado. Cambiamos una parte de las baterías, y con este cambio el sistema se vuelve más eficiente, gracias al material, al trabajo de Mario, pero también a la ayuda de la casa KAD de Bari, que nos sigue desde lejos, pero no nos pierde de vista.
El martes nos encontramos con las hermanas durante una hora de adoración eucarística. El papa, en su visita a Centro África, había dejado este interés y todas las comunidades de nuestra diócesis se alternan para asegurar todos los días una presencia de oración ante la eucaristía.
El miércoles pasé por la ciudad, "al horno", para comprar el pan: una panadería artesana, con un sistema muy sencillo, un horno de leña y un buen pan.
El jueves es un día crítico. Había invitado a los fieles a que vinieran por la tarde para una media jornada de retiro y reflexión. Temía que vinieran pocos... A las 14'10 a los pocos que había les invité a entrar en la iglesia, esperando llegar a tener unos cincuenta. Pero... poco a poco se llenó de gente muy atenta. Juntos reflexionamos sobre el Amor de Dios haciéndonos acompañar por un testigo excepcional: San Pedro.
Después de la catequesis, un momento de silencio, y luego las confesiones.
Se acerca la Pascua e intentamos preparar el corazón a este don de la misericordia de Dios.
Última noticia: es un pequeña edición del último número de "Le saint Michel", el periódico de Bozoum:

Il ponte sullOuham
















sábado, 12 de marzo de 2016

Algunas gotas

 


Algunas gotas
El domingo por la mañana, 6 de febrero, hay un poco de agitación antes de la primera misa de las 8'30. La liturgia en Centro África es muy intensa, alegre y participada (el corazón, la mente, el cuerpo, los ojos, las orejas...). La misa del domingo es algo que compromete a todos, además del sacerdote... En torno al altar están presentes los catequistas, los lectores, las lectoras, los monaguillos, la coral y... los danzantes que bailan y acompañan los cantos de la liturgia.
Hoy hay agitación porque han llegado las nuevas vestiduras litúrgicas para las que danzan. En 2014 los cristianos de Bozoum habían recogido un poco de dinero para expresar su reconocimiento al párroco, después de todo el período de guerra y de refugiados. Desgraciadamente, por un conjunto de circunstancias, el regalo previsto no lo habían hecho, y hace algunas semanas me entregaron el dinero (más de 220 euros). Entonces pensé hacer unos vestidos para las que danzan: un bello tejido amarillo y otro verde, tipo raso y eso es una fiesta.
En la misa se encuentran los PP. Justino,  nuestro provincial, y David, nuestro procurador de las misiones. Al final saluda el P. Justino  y queda maravillado por los grandes trabajos de construcción de la iglesia, y dice que estamos construyendo una CATEDRAL. El boato de los fieles expresa toda su satisfacción. Este trabajo, fruto de algunas ayudas (tipo Propaganda Fide y, especialmente, de la Ayuda a la Iglesia que sufre) es también el fruto del trabajo de los cristianos de Bozoum, que han recogido piedras y arena para la construcción.
Hacia las 13 horas salimos hacia Bangui, y a las 20'15 finalmente estamos en nuestro convento del Carmel. Mañana por la mañana, antes de comenzar las reuniones, visitaremos el campo de los refugiados (casi 5.000 personas, que están aquí desde diciembre de 2013) y, acompañados por una multitud de niños, visitamos los corrales y las diferentes partes del terreno, cubierto de palmas, plantas de fruta y plantas del bosque.
Por la mañana nos reunimos para hablar sobre la comunidad (constituida por dieciocho personas, cuya mayoría son nuestros jóvenes en formación), pero también sobre los proyectos futuros: la construcción de un convento, de un santuario y de un centro de espiritualidad, la apertura de una escuela agraria y, esperamos, la llegada de las monjas carmelitas.
El jueves, después de muchas (demasiadas) reuniones, una pequeña crisis de malaria y un poco de cocina, me pongo en viaje para volver de nuevo finalmente a Bozoum, donde, llegué acogido por una hermosísima lluvia. Es la primera de este año, después de la estación seca. Bastan dos gotas para hacer reverdecer la tierra seca y árida.
Es un poco como la gracia de Dios con nuestra vida.
 











i lavori di amplamento della Chiesa di Bozoum
les travaux d'ampliation de l'Eglise de Bozoum



sábado, 5 de marzo de 2016

La carretera es larga...





La carretera es larga...
Reemprendo mi camino. Después de la reunión en Kinshasa, en el Congo, marché el jueves por la tarde para llegar el día después a Yaundé, en el Camerún, tras una parada en Brazzaville, otra en Nairobi y una tercera en Douala...
Por la tarde, ya un poco anochecido, llegaron de Italia también los PP. Justino (nuestro superior provincial) y David Sollami, nuestro vice-procurador. Se encuentran aquí para visitar nuestras Misiones en Centro África, y saludar a los PP. Domingo y Marcos, de nuestra provincia, que trabajan aquí en Yaundé.
El día después, sábado 27 de febrero, pasamos la mañana en la capital, y hacia las 15 horas marchamos para Centro África. El viaje es largo (más de 750 kilómetros para llegar a Bouar) y, por eso, pasamos la noche en Bertoua. El domingo por la mañana salimos hacia las 6'00 y a las 9'00 estábamos en la frontera. Entramos a saludar a Yusuf, un amigo musulmán que vivía en Bangui, pero que está refugiado aquí en el Camerún, donde ha puesto en marcha un gran gallinero de unas 60.000 gallinas ponedoras.
Hacia las 12 afrontamos el paso de la frontera... y siempre hay alguna aventura: con frecuencia el funcionario que tiene que firmar está ausente, o quizá no tiene  la llave, o el timbre... Afortunadamente nos damos prisa y en una hora estamos prestos para marchar hacia Bouar, adonde llegamos hacia las 15 horas.. Nos paramos en el seminario de Yolé, y aquí a las 17'30 celebramos, junto con 24 sacerdotes (entre carmelitas,  capuchinos y diocesanos) la marcha de sor Payton, una hermana india, que vuelve definitivamente a la India después de estar trabajando durante veinticinco años en Bouar como enfermera.
Acompañé al provincial, y de este modo nos reunimos con los padres de todas las misiones, y charlamos sobre el camino que todas las comunidades están haciendo, intentando ayudar a todos a superar las diversas dificultades. Entre una reunión y otra hay también tiempo para hacer algo en la cocina, o incluso para colocar una antena satélite para internet o para colocar una campana...
El martes por la mañana lo pasamos en otra comunidad de Bouar, el noviciado de San Elías, de donde marchamos el miércoles después de la comida, para Baoro.
Aquí encontramos a los PP. Lionello, Dieudonné, fray Nicolás y fray Marcial, y pasamos la tarde-noche y el jueves con ellos; el viernes por la mañana, después de una parada en Bossemptele, llegamos por fin a casa, hacia las 12, después de un par de semanas y después de haber estado conduciendo por más de 2.000 kilómetros.




P.Giustino, Youssouf, Sidibem p.Davide, p.Lionello e Saydou

Messa alla Yolé (Bouar)

Sr Payton

Celebrazione a Sant'Elia, con Padri e Novizi
Célébration à Saint Elie, avec Pères et Novices




i lavori per la Chiesa di Bozoum avanzano imponenti!
les travaux pour l'église de Bozoum avancent...
L'accoglienza delle suore congolesi a P.Giustino