Páginas vistas en total

lunes, 30 de noviembre de 2015

Visita del Papa a Bangui. 3




P.Mesmin


Visita del Papa a Bangui. 3
Hoy es el día en el que el Papa, después de haber visitado la mezquita central (en el barrio más peligroso de la ciudad) celebrará la misa en el estadio.
Nos despertamos al alba, laudes a las 5'00, un poco de colación y a las 6'00 salida del Carmel. Mucha gente nos saluda por la carretera, feliz por esta visita excepcional y feliz porque nos vamos.
Después de haber dejado los coches en una comunidad, nos preparamos atravesando los barrios, para llegar al estadio. Aquí la entrada es un poco caótica, pero conseguimos entrar. Abajo estamos los sacerdotes y los religiosos, en la cancha. Frente a nosotros se encuentra el altar, y en la primera fila están los enfermos e impedidos.
Comienzan a llegar los embajadores, ministros y el presidente. Luego se produce un estruendo. Pienso que es que ya ha llegado el Papa, pero se trata de la llegada del imán, el que con el arzobispo de Bangui y un pastor protestante constituye el trío de la Plataforma de los Líderes religiosos, que tanto ha trabajado y trabaja por la paz y la mediación.
Finalmente llega el Papa, acogido con una ovación que implica a las casi treinta mil personas de dentro del estadio y a otras decenas de miles que están fuera. Llega en una sencilla camioneta Toyota, sin cristales anti proyectiles. En la misma camioneta acaba de pasar por el kilómetro 5, centro de combates entre musulmanes y no musulmanes. Es un pequeño bofetón a los Cascos Azules y a las Naciones Unidas que no van a esos barrios o, si tienen que ir a ellos, van con medios blindados...
Comienza la misa. Hace mucho, mucho calor y estamos a pleno sol (el P. Matero, después de un poco de tiempo, se sienta, víctima de un ataque de malaria,.. pero ahora ya va mejor). Ofrecemos esto con alegría. El Papa, a pesar del cansancio, tienes palabras muy fuertes para animar a los cristianos y a todos a "pasar a la otra orilla" (es el tema de la visita). Precisa que la otra orilla es la vida eterna, pero también la vida de aquí, por la que confía a los centroafricanos la misión de ser artesanos de la paz y de la justicia.
La liturgia es muy viva. El evangelio es precedido por los danzantes que tocan los cuernos y los instrumentos tradicionales. El evangelio lo lee un niño, tendido en una camilla.
También el ofertorio es muy hermoso, con los regalos para la liturgia, de las demás diócesis también.
Después de la comunión, el arzobispo de Bangui toma la palabra y presenta al país, con sus dificultades, pero también con la gracia y la alegría de esta visita excepcional, con la presencia del Papa y la apertura de la Puerta Santa. Al fin, ofrece algunos regalos al Papa y le pide que bendiga un poco a la tierra centroafricana.
Finalmente, el Papa desciende y tras algunos minutos se sube al "papamóvil" y después de una breve vuelta sale para el aeropuerto, desde donde despega hacia las 13'00.
Nosotros salimos del estado poco a poco. Miles de personas confluyen en la única puerta... pero logramos salir. Es impresionante y hermosísimo ver el estadio lleno, y las carreteras llenas. Y todos felices y llenos de alegría por este gran don.
Ahora, se trata de dejar pasar la emoción y de pasar concreta y verdaderamente a la otra orilla, y volver página.
Con la gracia de Dios y el empeño de todos... lo podemos hacer.
¡Gracias, papa Francisco!



















Visita del Papa a Bangui. 2




La Porta Santa della Cattedrale di Bangui
La Porte Sainte de la Cathédrale de Bangui


Visita del Papa a Bangui. 2
Sigue la visita del Papa a Centro África.
Nada más llegar, a las 10 horas, después de los saludos oficiales, ha ido a visitar la parroquia del Santo Salvador, donde están refugiadas algunos miles de personas. Aquí el P. Mesmin, que se ocupa de las cuestiones de seguridad por parte de la diócesis, se arriesga a verlo y
A las 13'30 salimos del Carmel con cuatro coches: los padres, las hermanas, los estudiantes, los novicios, etc. A 500 metros del Carmel pasa una moro con un kalashnikov... pero seguimos adelante.
A las 14 horas estamos delante de la catedral. Los controles (que los llevan los Cascos Azules) son serios. Entramos... y esperamos. A las 17 horas el Papa está delante de la Puerta Santa de la catedral.
Habla en francés e italiano, y dice que hoy Bangui es la capital espiritual del mundo. Y pide (en sango) a todos que repitan con él: Ndoye, Siriri (Amor, Paz) y por dentro y fuera de la catedral lo repite con fuerza. Es un momento muy emocionante. Y después el Papa abre la Puerta Santa del Jubileo de la Misericordia.
Y entra en la catedral, precedido por los obispos del país y de África Central. Pasa muy cerca de nosotros.
La misa es muy esperada. Hay mucha oración y mucha atención.
Entre las lecturas, un joven estudiante nuestro, el hermano Jeannot, canta al salmo responsorial.
La homilía es in italiano, traducido por un intérprete en sango.
El contenido es muy intrépido. Nos recuerda que, por encima de todo, Dios es la Roca fiel que jamás nos abandona.
También pide que las partes que están combatiendo depongan las armas.
Es muy hermoso, desde dentro de la catedral, oír a la multitud que sigue fuera (con amplificación y en grandes pantallas) y que aclama y exulta cuando el Papa dice estas cosas. Dice también que Centro África tiene un bonito nombre (de hecho, en sango, se dice "el corazón de África") y pide a todos que lleguen a ser verdaderamente el corazón de África, a la que ama.
El ofertorio es sencillo, pero con algunas hermanas y laicos que danzan mientras llevan frutos de la tierra y el pan y el vino.
Después de la comunión, el arzobispo de Bangui pronuncia un bonito discurso, dando las gracias por la fidelidad y la cercanía del Papa durante estos años de guerra y ofrece, como regalo, un báculo pastoral de ébano.
Nada más terminar la bendición, salen los obispos junto al cuerpo diplomático y al gobierno.
Nosotros esperamos, y después de unos diez minutos el Papa pasa por medio de la nave. Sale de la iglesia y aquí comienza una vigilia con los jóvenes, celebrando él mismo el sacramento de la confesión.
Finalmente salimos también nosotros y nos dirigimos al aparcamiento. Aquí un par de jóvenes llegan a pedir la bendición.
Y mañana será otra jornada histórica, con la misa en el estadio.

Frère Jeannot canta il Salmo Responsoriale
Le Frère Jeannot chante le Psaume








La visita del Papa en Centro África 1








La visita del Papa en Centro África 1
Domingo 29 de noviembre de 2015,  10 horas.
Desde hace meses se hablaba de ella y, a pesar de que la seguridad es muy incierta, ¡el Papa está en Bangui!
Acaba de aterrizar en el aeropuerto.
Estamos aquí, en el Carmel, con los novicios, muchachos del segundo ciclo de Yolé, las hermanas de Yolé, los padres (Enrique, Dieudonné, fray Marcial, Ciriaco, Arland, Voytech, Daniel y yo) y una hermana de Bozoum. Que nos han acogido muy bien, con una muy buena organización (solo en el Carmel somos cincuenta y cinco).
Muchos hemos venido aquí, a Bangui. Solo de nuestra parroquia de Bozoum (la delegación más numerosa de la diócesis de Bouar) somos unas cincuenta personas.
Salimos ayer a las 5'30 de Bozoum, el P. Enrique yo, con dos coches. Otro grupo vino el viernes por la tarde con un pequeño camión arrendado... que se ha estropeado en la carretera. Pero esto no ha desanimado a los viajeros, que de todos modos han logrado llegar a Bangui. Todos: catequistas, personas comprometidas en la parroquia, jóvenes y adultos, incluido Gauthier, un chico impedido (felicísimo de haber sido elegido para formar parte de la delegación oficial). El viaje ha sido tranquilo, aparte de algún antibalaka (no armado) que a 24 kilómetros de Bangui pretendía dinero porque "somos los encargados de la seguridad del país". Al que le respondí que ellos son los que aseguran la destrucción del país...
Los PP. Voytech, Arland, Daniel y Ciriaco (de nuestros conventos de San Elías y de Yolé), a su vez, salieron de Bouar con el convoy escoltado por los Cascos Azules... y su viaje ha sido muy lento: llegaron a Bangui a las 20 horas.
Nosotros, en cambio, llegamos a las 13 horas, y, después de acomodar a nuestra gente, nos hemos acercado aquí, al Carmel.
Esta mañana a las 6'30 fui a la catedral con los PP. Enrique y Mesmin (que está en la Comisión de Seguridad, que desde hace tres meses le ocupa por completo, haciendo un trabajo muy bueno): todo está preparado. La catedral, muy sencilla, ha sido pintada y, especialmente, con los colores del Vaticano. Aquí, justamente aquí, será el centro del mundo, el centro de la Iglesia: aquí el papa Francisco abrirá la Puerta Santa, iniciando así el Jubileo de la Misericordia con una ligera anticipación. Se trata de un hecho excepcional: es la primera vez que un Año Santo se abre antes en esta más que periferia del mundo: ¡Centro África!
Después de retirar las entradas para la misa de mañana en el estadio, fui a la parroquia de Nuestra Señora de África, donde estoy inscrito con nuestra delegación de Bozoum. Distribuyo las entradas, y unas camisetas, sombreros y sombrillas con imágenes del Papa.
Vuelvo al Carmel, solo un poco antes de que se bloqueen todas las carreteras. A decir verdad, ya están bloqueadas... pero con un poco de cara dura...



sábado, 28 de noviembre de 2015

Viajes...




Viajes...
El domingo 22 de noviembre fue la fiesta de Cristo Rey, con la que termina el año litúrgico. Es una fiesta que pone ante nuestros ojos y en primer plano a Jesús, Señor de la vida y de la historia.
Según la tradición, con ocasión de esta fiesta, celebramos la misa en el monte Binón, una colina por encima de Bozoum.
Subimos mucha gente hasta la cima, en la que una estatua de Cristo extiende los brazos como para abrazar a la ciudad.
Por la tarde, después de comer, salí para Bouar, donde visito a nuestras comunidades y participo en algunas reuniones para la diferentes actividades de Cáritas y de Justica y Paz.
El lunes por la tarde estaba en Baoro, desde donde marché al día siguiente a las 4'30. Es la primera vez que viajo por esa carretera, bloqueada desde finales de septiembre por bandidos y los antibalaka. El viaje es bastante tranquilo. aunque encuentro un grupo armado de unas cincuenta personas que está saqueando un camión y un par de barreras. Pero paso y continúo derecho, sin grandes problemas.
En Bangui se ven carteles y banderolas en preparación para la visita del Papa, que llegará aquí el domingo 29. La situación es aún muy tensa, con combates en algunos barrios y alguna manifestación...
El martes por la tarde recibo a Pablo, Alexio y Marina que vienen a Bozoum para echar una mano. Alexio se ocupará del comienzo de los trabajos de ampliación de la iglesia de Bozoum...
El miércoles por la mañana salí a las 5'30 y a las 12,30 estábamos en casa, acogidos por los PP. Enrique y Norberto.
Por la tarde, después de comer, hay una reunión de preparación para la visita del Papa, desde la parroquia de Bozoum marcharemos con unas cincuenta personas el sábado por la mañana para poder estar presentes en este acontecimiento histórico.