Páginas vistas en total

sábado, 23 de agosto de 2014

Entre una lluvia y otra...







Entre una lluvia y otra...
El viernes 15 de agosto celebramos la fiesta de la Asunción. Como es tradición, se marcha a pie a Doussa, un poblado a casi 5 kilómetros de Bozoum, donde celebramos la eucaristía. Había mucha gente que había ido a pie. El tiempo es hermoso, aunque ha llovido casi durante toda la noche.
Entre la gente de Bozoum y la de los poblados vecinos rezamos por la parroquia y por todo el país, siempre al borde del abismo. Pero rezamos también por el mundo, tan amenazado en estos tiempos de la locura de la guerra.
Por otra parte, por la mañana hay un feo accidente. Un coche de una ONG que está trabajando pata la reconstrucción de las casas, es bloqueado junto a Bombalou, a 45 kilómetros en la carretera de Bangui. Los "bandidos" son de los antibalaka, que amenazan matar al conductor (musulmán), y luego se "contentan" con robarle el dinero (unos 150 euros).
No sé qué hacer, el domingo por la tarde me pongo en camino para llegar a ese poblado. Tardo más de una hora para hacer los 45 kilómetros y, cuando llego, encuentro a algunos jefes del poblado y a la gente. Marcho decidido... intentando ponerles frente a las consecuencias de lo que ha sucedido. Un ataque así puede bloquear todos los esfuerzos de reconstrucción y de las ayudas de la ONG.
La reacción es buena. Me dan las gracias y me dicen que el día después tendrán una reunión con los autores del delito. ¿Quiénes han estado allí? Me responden que han agredido al conductor porque habría colaborado en la defensa de los musulmanes. Aprovecho para invitarles a que reflexionen, a intentar que pasen página y construyan una paz y una convivencia basadas en el respeto y el perdón. Al marcharme, les invito a que tengan un gesto concreto: o a entregar las armas o, al menos, una parte del dinero robado.
Un par de días después, tres personas de este poblado vienen a Bozoum, y me traen una carta de excusa y 50.000 francos (75 euros, la mitad de lo que había sido robado). Un gesto hermoso y esperamos que sirva para acabar con la violencia y las amenazas.
En estos días sigue el trabajo de barrenar el terreno para los nuevos pozos. Con estos, hay cinco en la zona de Bozoum, tres en Baoro y uno en Bangui. Gracias a SIRIRI por el de la escuela de Bozoum y gracias a la señora Ángela por todos los demás. Aquí hay un pequeño vídeo, con los bailes de la gente, en Marsaka, feliz por el pozo que están excavando. 
Tenemos también la visita de los novicios, que se encuentran aquí con su maestro, el P. Voytech. Tres cameruneses y un centroafricano que, dentro de algunas semanas, terminarán el noviciado con la primera profesión, consagrándose a Dios en el Carmelo.
Con la  ayuda de algunas voluntarias (Eleonora de San Posidonio, Marta y Alejandra de Savona), algunos chicos han comenzado a aprender el oficio de zapatero, desde la A a la Z: la A es el curtido de las píeles, la Z son las sandalias y otros objetos que están haciendo.
Y también estos son pasos adelante... 




Pestando le corteccie per conciare le pelli
en écrasant l'éorce de certains arbres pour traiter des peaux, pour faire les chaussures











lunes, 18 de agosto de 2014

Viajes y Fiesta Nacional







Viajes y Fiesta Nacional
Es estos días la vida en Bozoum discurre bastante tranquila, a pesar de la fragilidad de la situación y la pobreza...
La semana pasada marché a Bangui para unos encuentros, y también para recoger a Alejandra y Marta, dos jóvenes que pasaban en Bangui algún tiempo y volvían a Bozoum después de unas semanas. Ellas son, con su familia y muchos amigos que el año pasado acogieron a Hipólito, después de la intervención quirúrgica. en Bolonia.
Para él fue una extraordinaria sorpresa, porque no las esperaba.
El lunes 11 marche al Norte, para visitar la comunidad de Bocaranga y de Ndim, y tener una reunión también con los misioneros de Ngaundaye.
Las carreteras están horribles. pero en unas cuatro horas y medio consigo llegar, a pesar de la lluvia, el fango y los agujeros.
Gracias a la República Checa (a través de la Asociación SIRIRI), hemos recibido una financiación para ayudar a las mujeres que tienen que dar a luz, apara los mal nutridos y en general para quien llama a las puertas de la distintas misiones.
En la carretera de vuelta me paran en un poblado, Tolle, donde unos treinta peuls se han quedado y necesitan asistencia. Veremos a ver qué podemos hacer.
Y nada más llegar, bajo a la ciudad, donde estamos excavando un pozo para la escuela elemental. Están barrenando, y dentro de una par de horas habrán acabado. De este modo los niños ( y también la gente de los barrios vecinos) podrán acceder al agua potable. Y esto gracias a la ayuda de la Asociación SIRIRI. En estos días dicha Asociación excavará otros pozos, que una bienhechora ha querido regalar. ¡Gracias!
Hoy, miércoles 13 de agosto, es Fiesta Nacional. Es el aniversario de la Independencia de entro África. A pesar de todo, hemos logado, junto con otras ONG, preparar un poco de fiesta: carreras, un concierto, concursos de belleza (Miss Bozoum) y un desafío de balón, precisamente para intentar dar un poco de serenidad y de alegría.