Páginas vistas en total

sábado, 12 de julio de 2014

Guerra y paz, paz y guerra…











Guerra y paz, paz y guerra…
En Bozoum la vita continúa, y se van alternando momentos de esperanza  y momentos de fuerte preocupación. Como en el resto de Centro África.
Precisamente en estos días los obispos del País se han reunido y han preparado un mensaje en el que condenan las continuas violencias, de cualquier parte que lleguen: Seleka, antibalaka y cualquier otro... Los problemas son enormes, pero es urgente hacer algo. Y no perder la esperanza y la confianza, y "dar testimonio hoy del Amor de Dios". (Para quien quiera, aquí está el texto original en francés: http://fr.radiovaticana.va/fr2/Articolo.asp?c=810400 )
Aquí, en  Bozoum, en estos días estamos terminando el año escolar. Un año vivido peligrosamente, pero, a pesar de ello, todos los miles de niños han podido ir a la escuela. En nuestras escuelas, en las de la ciudad y en unas sesenta de la región, unos 15.000 niños de las escuelas elementales han tenido la posibilidad de acudir a la escuela, gracias a dos proyectos, uno financiado por la República Checa (a través de la asociación SIRIRI) y otro por la UNICEF.
El domingo 6 de julio comenzaron las chicas y las mujeres del Centro de Promoción Femenino "CANA" su trabajo: exponer y vender el trabajo de estos meses: vestidos, complementos para los recién nacidos, dulces, etc.
El martes 8 tuvimos el Consejo de los Profesores para nuestra escuela Media y el Liceo de San Agustín, y el jueves hemos entregado las notas.
El viernes 12, por el contrario, gran fiesta para los niños de la Escuela Moderna y de las escuelas elementales: en total, más de 730 niños, con familiares, padres, hermanos, hermanas, amigos, etc. Los maestros entregaron las notas y un pequeño premio para los más esforzados. También este año, gracias a un grupo de oración de Cuneo, hemos podido regalar alrededor de 300 plantas de fruta, que dentro de algunos años, si Dios quiere, comenzarán a producir...
Pero… durante esta última semana no han faltado problemas. Mientras lejos (en Bambari) algunos Seleka han atacado la catedral, donde estaban refugiados miles de personas (entre 20 y 30 personas han sido asesinadas), también aquí en Bozoum la situación ha estado muy tensa.
El martes por la tarde, los soldados del Camerún de la MISCA (Unión Africana), durante una patrulla, han matado a un joven que estaba jugando a las cartas. La población excitado, y han marchado hacia la base de los militares con el cadáver. Los soldados han disparado al aire para alejar a la gente. Mientras volvían, he podido encontrar a la muchedumbre y he intentado calmarla. Pero mientras tanto, un soldado camerunés, solo, se ha encontrado en la ciudad y ha sido linchado y matado.
Por la noche, hacia las 22 horas, se reemprenden los disparos. Son los soldados de la MISCA, que han ido a recuperar el cuerpo de su compañero, que había sido tirado a un pozo, cubierto después con piedras y ladrillos...
El miércoles por la mañana tuvimos una reunión urgente, intentando entender bien lo que ha sucedido, y marchamos a visitar a la familia del joven asesinado. Oramos juntos y rezamos también por el militar asesinado, e invitamos a todos a tener calma...
Poco a poco la tensión disminuye, pero no del todo. Esta noche una familia, amenazada por los antibalaka, ha tenido que abandonar su casa y han pasado la noche aquí, en la Misión.
¡Que la Virgen del Carmen proteja a todos!