Páginas vistas en total

sábado, 26 de abril de 2014

Pascua y Praga



Cuneo e le sue montagne
Cuneo, ma ville, et ses montagnes




Pascua
Praga, abril de 2014
Celebré la Vigilia Pascual en la parroquia, en Cuneo. Con el pensamiento en Bozoum.
Y con estas palabras del papa Francisco en el corazón:
“Si pensamos que las cosas no cambiarán, recordemos que Jesucristo ha triunfado sobre el pecado y sobre la muerte y que está lleno de poder. Jesucristo vive verdaderamente. Su resurrección no es algo del pasado; contiene una fuerza de vida que ha penetrado en el mundo. Es cierto que muchas veces parece que Dios no existe: vemos injusticias, maldades, indiferencias y crueldades que no disminuyen. Todos los días en el mundo renace la belleza, que resucita transformada a través de los dramas de la historia. Esta es la fuerza de la resurrección. La resurrección de Cristo produce en todo lugar semillas de este nuevo mundo, porque ya ha penetrado la trama escondida de esta historia, porque Jesús no ha resucitado en vano".
El martes marcharé para Praga, para reunirme con los hermanos que viven y trabajan allí, en el Santuario del Niño Jesús. Aquí rezaré y encomendaré a todos, amigos y (eventualmente) también a los enemigos.
También estaré en Praga para reunirme y agradecer a la asociación SIRIRI, que nos ayuda muchísimo. Además de la ayuda para el Liceo San Agustín, el centro de huérfanos Arc en Ciel, para la salud, los discapacitados, etc., con SIRIRI este año hemos logrado que se implique el Ministerio de Asuntos Exteriores, que ha dado una ayuda financiera para las escuelas de la ciudad de Bozoum (y gracias a esto, se han abierto todas sus escuelas, caso casi único en Centro África este año).
El martes por la tarde festejamos el octavo aniversario de SIRIRI, y presenté la situación de Bozoum. He encontrado a muchos amigos, y también a la madre y al hermano de Vojtech, el joven de Pilsen que vive y trabaja en Bozoum este año.
El miércoles por la mañana hemos tenido una reunión en el Ministerio de Asuntos Exteriores, donde he podido presentar los resultados del proyecto en curso y explicar un poco la situación en Centro África.
Por la tarde fui a la Universidad de Praga, donde presenté Bozoum y la situación de estos meses a un centenar de estudiantes universitarios, muy interesados en ello.
Por la noche fui a la casa de algo más que amigos. Karol y Ludmila Bohm (él, el arquitecto de San Agustín y de otras obras, y ella, organizadora e intérprete de estas jornadas). Encontré aquí al obispo auxiliar de Praga y a otros amigos, con los que compartí lo que estamos viviendo en Bozoum.
A la vuelta, el jueves, hice un largo recorrido. Pasé por Rovigno y después por Ferrrara, para reunirme con los amigos y las monjas carmelitas. El 25 de abril pasé a saludar a la familia de sor Clara, en un pueblo donde hay una bellísima realidad parroquial, nacida alrededor de la escuela maternal, y desarrollada durante cincuenta años de oración, amistad y participación, gracias también al trabajo formidable del párroco, don Antenore.
Por la tarde-noche llegué al Desierto, donde me reuní con la comunidad de los Padres y con otros amigos.
¡Y siempre adelante!



Pasqua a Bozoum
Paques à Bozoum

Domenica delle Palme a Bozoum
Dimanche des Rameaux à Bozoum


Serata con SIRIRI a Praga
Soirèe avec SIRIRI à Prague

Praga
Prague





AL Ministero degli Affari Esteri a Praga
Au Ministère des Affaires Etrangères à Prague







sábado, 19 de abril de 2014

Pasión, muerte y resurrección




Buona Pasqua




Sulla tomba del p.Werenfried
Au tombeau du P.Werenfried


Pasión, muerte y resurrección
En estos días en Italia, el corazón y los pensamientos se dirigen  un poco a Bozoum...
He estado en una escuela, en San Roque, cerca de Cuneo, para hablar de Bozoum y Centro África. Y he encontrado chicos y chicas atentísimos, así como óptimos profesores.
El sábado, víspera del domingo de Ramos, celebré la misa en San Pío, un barrio de Cuneo. Entre la gente, vi a un joven... y me pareció conocerle. En efecto, es uno de los chicos que estaban en el seminario, antes que yo marchase a África en 1992. Ha venido expresamente desde Génova, con su mujer y el hijo.
El domingo pasé a visitar a la comunidad carmelitana de Turín, y después tomé el vuelo para Frankfurt, en Alemania. Estoy aquí para reunirme con los amigos que, entre otras cosas, llevan a cabo la traducción del blog en alemán, pero también porque es la sede de una organización, la "Ayuda a la Iglesia Necesitada", que está haciendo mucho por Centro África, a nivel de medios y de otras cosas. Es una organización nacida del genio y del ánimo de un padre holandés, P. Werenfried, que en 1946 tomó a pechos el desastre en el que vivía Alemania, y comenzó a pedir ayudas en Bélgica y en otras partes... el ánimo de derribar las fronteras del odio y ¡permitir la resurrección!
Esta organización es la que me ha invitado para que exponga en la Unión Europea la situación de Centro África y de Bozoum en particular. Gracias a Cristina, Marcela, Eva y tantos otros que han hecho posible esta tarea.
El lunes marcho para Bruselas, donde estaré dos días repletos de trabajo para reunirme con los funcionarios que trabajan en la Unión Europea y personas y periodistas interesados en Centro África y en la obra de mediación he hemos desarrollado en Bozoum.
El Jueves Santo estaré de vuelta, con poco tiempo para la celebración litúrgica que abre el Triduo Pascual, y en la que recordamos los dones de la Eucaristía, del Sacerdocio y del Lavatorio de los pies.
Precisamente en estos días me llegan noticias de Bozoum (donde, a 60 kilómetros, hay choques y, por desgracia, los militares de la MISCA no han ido, diciendo que no tenían carburante...) y de Centro África (el obispo de Bossangoa y tres sacerdote han estado presos como rehenes durante unas horas por los rebeldes de la Seleka)...
Pasión, muerte y (esperamos y CREEMOS) resurrección.


Pirmavera tra pianura e montagna (la Bisalta)
Printemps

Torino
Turin

Alla sede della COMECE (Commmissione delle Conferenze Episcopali Europee)
à la COMECE


la Grand Place à Bruxelles


Bruxelles

Giovedì Santo
Jeudi Saint


domingo, 6 de abril de 2014

Dispuestos, salida, viaje...





Aeroporto di Bangui: il campo dei rifugiati... sul bordo della pista
Aéroport de Bangui: le camp des déplacés, out juste à coté de la piste





Dispuestos, salida, viaje...
El domingo por la mañana saludé a mi gente de Bozoum y, después de la misa de las 8'30, salí hacia Bangui.
En los últimos 150 kilómetros encontramos una docena de barreras, vigiladas por los antibalaka. No me detengo en ninguna barrera, pero es preocupante el hecho de que no haya ninguna patrulla de los militares franceses o de la MISCA en esta que es la única carretera que une  Bangui con el Camerún y de allí a los abastecimientos.
A la llegada al kilómetro 12 (la entrada a Bangui) encontramos a los militares franceses y poquísima gente por la carretera: aquí el día antes estaban los militares del Chad (que habían venido a Bangui para evacuar a los últimos musulmanes) que dispararon a la gente y mataron entre treinta y cuarenta civiles.
El lunes y martes tuve muchas reuniones con ONG y Agencias de las Naciones Unidas: desde noviembre no iba a Bangui.
El martes pasé a saludar a mis hermanos del Carmel. Aquí hay alrededor de 10.000 refugiados que, desde diciembre encuentran descanso y seguridad en el Carmel. Con la ayuda de muchas ONG las condiciones de vida son discretas: grandes tiendas, duchas y servicios higiénicos. Pero el hecho de estar aquí, como otras 200.000  personas de la capital refugiadas en las diversas parroquias y en el aeropuerto, significa que la situación es aún muy tensa.
El martes por la tarde tomé el avión. Desde la ventanilla se ve el campo de los refugiados del aeropuerto, donde hay alrededor de 120.000 personas, en condiciones muy difíciles.
El miércoles llegué a Génova, y encontré con alegría a los hermanos de Santa Ana y Arenzano. El jueves por la mañana estuve en Savona, y hacia las 8 llegué, sorprendentemente, a la casa de Emanuella, Mara y Alessandra, y saludé a Hipólito en sango: dio un salto en la silla, sorprendido de mi presencia. Estuvimos un poco juntos y lo encontré bien: en el plan sanitario está reaccionando muy bien a la intervención y a las curas (y a los cuidados de la familia y de numerosas personas). Hipólito es un chico de Bozoum, paralizado, que vino a Italia en febrero para ser curado.
Y a las 13,30 llegué a Cuneo y aquí comienza otra historia.


Con Hyppolite a Savona
Avec Hyppolite, Alessandra, Marta et Emmanuela à Savona


 

Il campo dei rifugiati al Carmel a Bangui
Le camp des déplacés au Carmel à Bangui


P.Federico
le père Fréderic