Páginas vistas en total

sábado, 22 de febrero de 2014

Algunas centellas de esperanza.




Chrétiens et Musulmans ensemble, à Tatale
Cristiani e Musulmani insieme, a Tatale

l'école de BATA
La scuola di Bata



Bozoum comienza a retomar aliento, pero la tensión aún es alta. Hay pocos disparos en estos día, pero es preciso estar vigilantes. Todas las mañanas a las 8 hay una reunión (en la participan el sustituto del prefecto, el jefe de los militares de la MISCA, yo, la Cruz Roja, MSF, la UNCHR y OCHA, Justicia y Paz y Cáritas y un pastor evangélico) en la que se trata de la situación y de las soluciones que hay que adoptar.
En el resto del país, la situación permanece tensa: en Bangui ha habido días con muchos disparos, y en Bocaranga y Ngaundaye se teme la presencia de rebeldes del Chad de Baba Ladde. En nuestra parroquia de Baoro (donde se encuentran más de tres mil refugiados, entre cristianos y musulmanes), las personas comienzan a volver a casa, y mil peuls han tomado el camino para el Camerún.
La comida del PAM por fin ha llegado, y hemos comenzado a distribuirla a mil quinientas familias (cerca de seis mil personas), cuyas casas fueron quemadas. La mayor parte de la gente ha comenzado a reconstruir, y con frecuencia la vemos reparando el tejado o mientras tanto buscan la paja.
El sábado y domingo recibimos una visita, que por tres veces nos ha hecho felices: una vez, porque desde el mes de noviembre, aparte de alguna ONG, no habíamos recibido ninguna visita. Dos, porque dos padres de nuestra Provincia de Génova (el P. Marco y fray Claudio) han venido para darnos testimonio del afecto y comunión de nuestra familia religiosa. Y tres, porque el P. Emilio Martínez, vicario general de la Orden de Carmelitas Descalzos, ha venido a expresar la estima y la oración de miles de hermanos carmelitas, monjas de clausura y laicos carmelitas.
Su llegada y salida ha constituido una aventura, porque han llegado a Centro África desde el Camerún con un autobús, y han marchado de Bangui con disparos...
Continuamos con el asesoramiento de las escuelas de Bozoum y de los poblados, con dos proyectos financiados uno por el Gobierno de la República Checa y el otro por la UNICEF. En Bozoum, poco más del 50 % de los estudiantes han vuelto a la escuela. No es mucho, pero es algo.
El viernes, 21 de febrero, fui a dos poblados a 60 kilómetros, Bokpayen y Tatale, que acogen a más de setecientos peuls. Se trata de un caso más bien insólito, pero no es el único. Hemos tenido una reunión con los habitantes del poblado, y los hemos animado a que se empeñen en un camino de paz y convivencia. Un granito de esperanza en un país donde las tensiones entre las distintas comunidades continúan empeorando.


Distribution du matériel scolaire à Bockpayen
Distribuzione di quaderni e matite a Bockpayen


Réunion à Tatale

Chretiens et Mususlmans, réfugiés à la Paroisse de Baoro
Cristiani e musulmani rifugiati nella Parrocchia di Baoro

Pères et Soeur de Baoro au travail pour les réfugiés
Padri (Daniel e Dieudonné) e Suore al lavoro per i rifugiati



sábado, 15 de febrero de 2014

La lucha continúa…




Antibalaka à Bozoum



Mientras sopla el viento (aquí llamado Harmattan), el país está expuesto a los sobresaltos y a los vientos de la violencia: una comunidad contra la otra, nuevos rebeldes contra los antiguos... Intentamos ir adelante,  pero nada es seguro. Sin lugar a dudas, un poco aquí en Bozoum, en Bouar, en Bocaranga, en Ngaundaye... vemos la locura de la guerra civil ocupar lugar y que los sueños de paz y desarrollo se alejan. Pero no hay que desesperar.
Pero... también hay buenas noticias. Hipólito, el chico de Bozoum, paralizado de por vida, ha llegado a Italia y el miércoles tuvo una intervención importante, y ¡está bien! Gracias a los doctores, al personal, a Mauricio, a Marta y Alejandra y a todos los que han contribuido a realizar un sueño.
 Sábado 8 de febrero de 2014
Aún ha habido disparos la noche pasada.
Esta mañana hemos tenido una reunión con las (pocas) autoridades civiles y los antibalaka. Todos hemos dicho: ¡AHORA BASTA! Hemos logrado que se marchen los Seleka, se han marchado todos los musulmanes, ¿y qué queremos ahora? Les hemos reprendido como se debe, intentando hacerles entender que continuar disparando, robando, saqueando, hiriendo y matando impide todo desarrollo.
Hemos pedido que no haya más armas en la ciudad, ni uniformes militares, ni ningún disparo... Por ahora va bastante bien: desde esta mañana no ha habido ningún disparo.
¡Esperemos!
Esta mañana me llamó un musulmán de Bozoum, que se marchó con el convoy del miércoles, para hacerme saber que habían llegado bien al Chad y para darme las gracias. ¡Ha sido una llamada por teléfono que me causado mucha alegría!
Y a las 22'30 llega la última noticia del día: nuestro Hipólito ha desembarcado en el aeropuerto de Bolonia.

Domingo 9 de febrero de 2014

Pocos disparos durante la noche y un día bastante tranquilo.
Hoy ha hecho dos meses  que decimos misa con vestiduras moradas y sin Gloria, con pocos cantos. He dicho que era una misa penitencial, para pedir perdón por los pecados, en particular por el hecho de la marcha de los musulmanes y, sobre todo, por habernos alegrado de ello y festejado, y también (por algunos) que se han aprovechado para hacer el mal y para robar...

Lunes 10 de febrero de  2014
Reunión con los antibalaka, que han ocupado la Gendarmería... Al fin, la han librado... para ocupar otra casa.
Martes y miércoles 11 y 12 de febrero de 2014
Con un médico y un responsable de MSF, salimos a las 6'00, con dirección a Bocaranga, Ndim y Ngaundaye, donde llegamos hacia las 15, después de 210 kilómetros de malísimas carreteras.
Encontramos a personas con armas artesanas, pero no hay barreras en la ida (las encontraremos a la vuelta...). Sabemos que hay rebeldes de Baba Laddé en Bang, en la frontera con el Camerún,. y que los antibalaka intentan cazarlos, sin éxito.
El mismo martes estos rebeldes quemaron poblados entre Bang y Ngaundaye, y el peligro de un ataque es alto. Tanto más cuanto que, a pesar de las llamadas, ninguna fuerza militar ha intervenido para proteger a la población, ni los franceses de la operación Sangaris, ni los cameruneses de la MISCA (que ni siquiera están a 150 kilómetros).
Encontramos los poblados con poca gente. En Ngaundaye hay alguna casa quemada y el hospital está decididamente vacío.. No hay enfermos, no hay médicos, no hay medicinas...
Hay cuatro padres capuchinos: dos centroafricanos, un italiano y un polaco y dos hermanas y una laica polaca. Ahora todos están apesadumbrados, después del paso de la Seleka el 21 de enero cuando fueron amenazados y les robaron todo lo que se podía robar, comprendidos dos coches, apresando como rehén el fraile Roland (liberado después de algunas horas).
Todas las actividades (escuelas, Centro de promoción femenina, hospital, etc.) están suspendidas... y en el horizonte todo está muy, muy oscuro.
No se ven mejoría, las fuerzas militares como la MISCA se encuentran muy lejos de ser eficaces: en el momento en que algunos de la Seleka estaban atravesando el país para ir hacia el Chad, no los han escoltado (y las consecuencias son bien visibles: saqueos, incendios, asesinatos, robos). Por el contrario, algunos días después, han escoltado a otros pero para acompañarlos a Paoua, hacia Kaga Bandoro, una zona que la Seleka quería ocupar para repartirse el país...
A la vuelta hemos pasado por el poblado Nzakoun, a 14 kilómetros de Ngaundaye, donde los hombres de la Seleka han masacrado a veintidós personas (de las que catorce son mujeres) en sus propias casas... Han lanzado un cohete sobre el ambulatorio médico que ha sido destruido...
¿Hasta cuándo tendremos que vivir con esta locura?

Jueves 13 de febrero de  2014
Ayer por la tarde llegaron los militares de la MISCA a Bozoum, por fin.
A las 8'00 reunión, como de  costumbre. También hay un joven que dice que es militar del ejército regular centroafricano (FACA). Tenemos algunas dudas, porque dice que está en misión, pero no tiene documento de identidad ni orden de misión.
Nos encontramos con los militares de la MISCA y les exponemos nuestras preocupaciones y la situación de la ciudad, con los antibalaka que aún retienen armas  como los kalshnikov.
En el curso del día recibía noticias de Ngaundaye: los militares de la MISCA han llegado por la mañana, han encontrado antibalaka y rebeldes del APRD y los han contratado para que vayan a atacar los poblados de Bang, puesto de aduana y frontera con el Camerún, donde hay un cierto número de rebeldes de Baba Laddé, muy bien armados.
Una vez llegados al puesto, los rebeldes de Baba Laddé han huido a la selva con las armas... la MISCA habría dejado a los antibalaka en el puesto...
Por ello... al fin... el puesto de aduana está en manos de los antibalaka, y los rebeldes están en la selva...
¿El futuro? ¡Muy, muy negro! Si la MISCA no se queda en el puesto, esto será un desastre para la zona, la frontera y los poblados.
En Bozoum, a las 16, reunión de docentes y alumnos del Liceo público para intentar ver si se pueden reemprender los cursos que habían comenzado el 11 de noviembre y, posteriormente, interrumpidos el 4 de diciembre.
El  Liceo ha sufrido saqueos (puertas, ventanas, pizarras, libros...) y hemos pedido a los alumnos que se comprometan a buscar lo que ha sido robado para reemprender los cursos el lunes. ¡Veremos!



Antibalaka à Bozoum... avec des toles volées
Antibalaka con armi e bagagli (lamiere rubate)


Antibalaka

Boutques pillées en décembre par la Seleka à Ngutere
Negozi saccheggiati dalla Seleka a Ngutere

Ngaundaye: Pères Capucins et Soeurs polonaises à la prière du matin
Ngaundaye: i padri cappuccini e le suore polacche alla preghiera del mattino


le poste de santé de Hanzoung détruit par les Seleka le 4 février
il dispensario di Hanzoung distrutto dalla Seleka il 4 febbraio


Le poste de santé de Hanzoung
il dispensario di Hanzoung

viernes, 7 de febrero de 2014

Salidas y salidas...









Domingo 2 de febrero de 2014
Después de algunos días de calma, hacia las 14 horas, oímos tiros de armas de fuego.
Por la mañana, los militares cameruneses de la MISCA, mientras patrullaban por la ciudad, vieron un hombre con un fusil. Se le acercaron, pero el hombre disparó a un soldado de la MISCA y huyó.
Los militares preguntaron a la gente que les indicaran la residencia del hombre, pero, al no obtener respuesta, subieron a las personas a su blindado. Les preguntaron una a una en su base militar y las han dejado marcharse, sin encontrar al culpable (después llegaron dos mujeres, una con un brazo roto, que decían que las habían pegado los militares de la MISCA en el curso del interrogatorio... pero es imposible comprobarlo...).
Hacia las 15 horas bajo a la ciudad: hay mucha gente en la carretera. Voy a visitar a los militares de la MISCA, que me dan su versión. Al salir de la base, hay mucha gente que grita y que intenta que la MISCA se marche de Bozoum. Pretendo hacerles entrar en razón, pero no es fácil.
Paso un momento a visitar a los dos mil quinientos mussulmanes y Mbororo reagrupados en su sector y, a la vuelta, veo que han quemado neumáticos delante de la MISCA.
Hay disparos al aire por los soldados de la MISCA y, más tarde, en muchos lugares la gente quema más neumáticos.
Lunes 3 de febrero de 2014
Noche bastante tranquila, a pesar de los fuegos.
Las escuelas públicas están cerradas y un maestro y los alumnos de la escuela de la Misión católica son amenazados por un antibalaka, que son numerosos en la ciudad, con fusiles, machetes...
Hacia las 8 horas bajo a la ciudad; tenemos una reunión con la MISCA, OCHA y Médicos sin Frontera y, después, tenemos otra con cuatro jefes de los antibalaka...
Hay explicaciones, por una parte y por otra, y la discusión es buena y franca, pero, hacia las 9'30 tenemos que pararnos porque se oyen disparos...
En efecto, los antibalaka han atacado la zona donde están refugiados los dos mil quinientos musulmanes y Mbororo... A pesar de la protección de la MISCA (entre los que hay tres militares heridos), hay un muerto y catorce heridos, de los que uno está grave… Los heridos lo han sido con armas de fuego, machetes y también con granadas (hay una que está sin explotar...).
Hacia las 13 horas la situación parece más calmada y a las 15 voy a ver el lugar donde se encuentran los musulmanes...
Por la tarde ya no habrá más disparos... veremos.
Pero... a pesar de los disparos y el caos, hay también buenas noticias. Hipólito ha marchadoi desde Bozoum para Bangui. Hipólito, un niño que está paralizado para toda la vida desde ya hace casi cuatro años, necesita que le curen. Y finalmente hoy tenemos la posibilidad, por medio de Médicos sin Frontera, de enviarle en el avión de la Cruz Roja, que lo acompañará a Bangui, desde donde debería salir el sábado 8 de febrero para Bolonia (Italia)...

Jueves y viernes 6 y 7 de febrero de 2014
Gracias a la marcha (irresponsable) de los militares de la MISCA y a la falta de fuerzas del orden tenemos derecho a dos noches de disparos, que se repiten también durante el día...
El mercado está llenos de cosas, verduras y productos agrícolas, pero hay pocos que compren. La marcha de los musulmanes y de los peuls tendrá graves consecuencias. Ya los precios de los productos importados (jabón, carburante, aceite, sal, azúcar) han aumentado del 50 al 100%, mientras que la venta de los productos agrícolas se hace difícil, por falta de clientes.
Hay en la ciudad diez jóvenes con armas. Los llamo y, en alguna ocasión consigo que se marchen, otras veces su reacción es violenta: dicen que están armados para intimidar a los ladrones y a los saqueadores (con frecuencia son ellos mismos los ladrones...), o pretenden ser pagados (¿por quién y después de todo el saqueo que han hecho?).
Veo a tres personas en una moto, de las que dos están armadas con fusiles. Los paro, se lo echo en cara y luego les pregunto la edad. Uno me responde: catorce años. Les digo que se bajen y he confiscado sus palos...
El jueves por la mañana voy a 10 kilómetros, a Bata, a visitar las escuelas y llevarles comida... Seguimos adelante lentamente. Y a veces ni siquiera se sabe si vamos atrás o adelante. Es cierto, la ausencia de alguna autoridad civil o militar no hace las cosas más fáciles. La única solución, despertar la conciencia y la responsabilidad por parte de los habitantes...