Páginas vistas en total

domingo, 26 de mayo de 2013

Después de dos meses...



El domingo por la mañana, un joven a quien conozco bien, me cuenta algo que le sucedió el día anterior. Él es técnico de telefonía móvil. Después de haber estado en Mbaiki (100 kilómetros de Bangui) para su trabajo, estaba de vuelta a la capital con otras personas, cuando se han cruzados unos coches. El conductor, deslumbrado por los faros, hizo señales con la luz una vez. Desgraciadamente eran ocho coches llenos de rebeldes (Seleka). Al llegar cerca de los coches, los rebeldes los han parado y un coronel (todos son o coroneles o generales...) se ha acercado a ellos amenazando con la pistola al conductor, que se había permitido dar señalas con los faros. Le ha pegado y hablando en árabe, le ha amenazado más veces. Al fin un persona que estaba con los rebeldes (que la estaban dando escolta) ha intervenido para que lo dejaran.

El conductor estaba herido en la cabeza, a causa de los puñetazos y de los golpes dados con la culata de la pistola y de una metralleta. Después de haberle curado, han marchado hacia Bangui...

El joven me ha escrito: “Personalmente no he dido golpeado, pero he quedado herido por el hecho de tener que asistir a la tortura de un ser humano, sin poder hacer nada”.

Es lo mismo que demuestro, que nos damos cuenta ante lo que está sucediendo en Centro África.

Un golpe de estado, como ha habido en la historia de Centro África. ¡Pero esta vez es peor! Después de dos meses, continúan los saqueos, los disparos, los asesinatos, las violencias.

La llega de los rebeldes  ha desencadenado tolo lo peor que hay en el país:

    La huida de los funcionarios estatales
    La huida de los militares y de las fuerzas del orden
    La clausura de las escuelas y de todas las oficinas públicas
    La aparición de delincuentes y vándalos, que roban, saquean y vacían literalmente las casas
    Las tensiones étnicas y, sobre todo, religiosas

Es difícil moverse, bien sea porque los rebeldes han robado centenares de coches (entre los que hay uno nuestro y otro de la comunidad de Bouar), o porque se teme que haya encuentros  horribles

Los hurtos y los saqueos están a la orden del día. En Bangui, una viuda, madre de cuatro hijos (ha visto llegar a los rebeldes) ya lo había perdido todo en los saqueos de 2003. Le han llevado una parte de los muebles. El día después, mientras estaba ausente, han vuelto, han vaciado completamente la casa y la han ocupado de modo estable. ¡La viuda ha tenido que abandonarla!

Por desgracia, estas historias están a la orden del día. Y la misma suerte han tenido algunos hospitales, escuelas, oficinas de la administración, estaciones de gasolina, casas  privadas, iglesias y conventos, sedes de ONG…

Las escuelas están cerradas desde hace meses. El personal docente ha huido, y los pocos que se han quedado temen convertirse en objeto de hurtos por parte de los rebeldes. Por otra parte, ¡las casas del estado están vacías! Ya había poco, antes de la llegada de los rebeldes. Pero con el golpe de estado los primeros  en arrebatar y vaciar han sido los rebeldes... ¡Todo! Hasta las estaciones de carburante: vendían el gasóleo y la gasolina que representan una de las principales entradas del balance estatal. Esto significa que los salarios de los estatales no se han pagado...

Además de todo esto, hay otros elementos preocupantes:

    · La ingerencia del Chad y  Sudán: la mayor parte de los rebeldes son extranjeros, no hablan el sango (la lengua nacional), sino solo árabe...

    · El control del subsuelo, en particular del petróleo: el primer ministro del nuevo gobierno, es el del petróleo (que antes no existía…)

    · La falta de todo control sobre los rebeldes:  la semana pasada, uno de ellos, me dice: 1): nosotros somos rebeldes; 2): estamos en guerra; 3): esta es una provincia del Chad

    · La falta de programas de desarrollo:  Centro África, en 50 años de su independencia, JAMÁS ha construido una escuela con dinero del Estado…

    · El elemento islámico: más de la mitad de los ministros del nuevo gobierno son musulmanes (que solo son el 15%). Los saqueos han tenido como víctimas, sobre todos, los no musulmanes (y en particular la Iglesia Católica). Todo esto es preocupante, para un país que ha tenido hasta ahora un buen nivel de convivencia…

    · El bloqueo de todas las actividades comerciales y económicas. Y la perspectiva de la huida de todos los investigadores, que se han visto saqueados y amenazados

Hay un salmo que me resuena precisamente en el corazón, en estos días de tensión y miedo: “Cuando fallan los cimientos, ¿qué podrá hacer el justo?” (Salmo 11, 3)

Precisamente, durante estos meses, respecto a la gente y en particular a los jóvenes: "¡¡¡Es necesario reflexionar!!!”. Si el país está en esta situación, también es porque no se han afrontado los problemas.

Frente al 51,4% de analfabetos, en clases con más de cien alumnos, en una justicia que no funciona, sino contra los débiles, en una política que solo intenta el propio provecho, en una sanidad interesada antes en las carteras y después en el enfermo…. “¿qué podrá hacer el justo?”.

Está claro que hay un trabajo enorme de formación que hacer. En todos los niveles. También por esto es por lo que no queremos dejar el país, y también por esto ¡tenemos abiertas las escuelas!

¡Y por eso gritamos! Centro África es poco conocida. Tiene muy poco peso internacional.

La noticia más importante de estas últimas dos semanas, respecto a Centro África... ¡era la muerte de veintisíes elefantes! Es importante, de acuerdo, pero al menos ha habido trescientas muertes civiles desde el 24 de marzo, estupros, heridos y saqueos….

Centro África corre el peligro de quedar abandonada a sí misma, y convertirse en un infierno. Si hablamos, escribimos, gritamos. alguien se para y escucha… y puede hacer algo.

La Iglesia, especialmente por voz de obispos animosos como el arzobispo de Bangui, es una de las raras voces que desde el interior sigue removiendo las conciencias …

Y queremos seguir hablando y trabajando para que en el futuro no sucedan más estas cosas.


ESTA SEMANA TAMBIÉN LA AYUDA A LA IGLESIA QUE SUFRE SE HA INTERESADO EN BOZOUM. AQUÍ EL LINK






domingo, 19 de mayo de 2013

Hombres de fe


Domingo 12 de mayo: El papa ha reconocido como santos ("canonizados") a los 800 mártires de Otranto. Una hermosa historia... Otranto es una ciudad de historia, y donde el cristianismo se plasmó en arte, cultura (había una escuela gratuita abierta por los monjes para quien quería aprender latín y  griego, con posibilidad de vivir allí, y todo... gratuitamente). En 1480 los turcos, después de haber conquistado Constantinopla, intentaron atacar Italia para apoderarse de Roma. La flota llegó a Otranto, que fue asediada. Los turcos enviaron un mensaje: si la ciudad se rinde, todos los ciudadanos serán perdonados. Los jefes de la ciudad, a pesar de la huida de los soldados, deciden resistir a un ejército de al menos 18.000 soldados.
Pero después de quince días, tienen que rendirse. Los turcos proponen la vida a quienes renieguen de la fe cristiana. Y he aquí que un sastre, Antonio Primaldo, en nombre de todos, dice: "Hermanos míos, hasta hoy hemos combatido por la defensa de la patria y para salvar la vida y por los nuestros señores temporales, ahora es tiempo de que combatamos por salvar nuestras almas". Y la ciudad elige la muerte, antes que renegar de la propia fe...
El día después todos los hombres de la ciudad (unos 800) son decapitados.
Una bella historia, que sabe a otros tiempos, pero que ahora, desgraciadamente, en muchos países es de actualidad. Un poco en todo el mundo, y también en África: Nigeria, Kenya...
Juan Pablo II, hablando de ellos, dijo: «Los bienaventurados mártires nos han dejado dos consignas fundamentales: el amor a la patria terrena y la autenticidad de la fe cristiana. El cristiano ama a su patria terrena. El amor de la patria es una virtud cristiana».
Pensaba en esto hoy, fiesta de Pentecostés, hablando del Espíritu Santo.
Es el Espíritu Santo quien ha hecho fuertes a estas personas, hace siglos, y lo hace aún hoy. ¡Por cada uno de nosotros!
En estas semanas, aquí en la parroquia, hemos vivido momentos parecidos de gracia: el domingo 5 de mayo, aquí en Bozoum, celebramos las confirmaciones, y hoy los chicos, chicas, jóvenes y adultos que se preparan al santo bautismo han celebrado una de las etapas del catecumenado.
¡Que el Señor abra nuestros corazones a la acción del Espíritu Santo, para ser siempre cada día más hombres nuevos, mujeres nuevas.
 


 


 
 


 

jueves, 16 de mayo de 2013

Mayo 2013

¡Nos encontramos en mayo... el mes más hermoso! ( yo nací en él)
Ya estamos en el último mes de la escuela... pero solo para nosotros, porque en las ciudades y en el resto del país casi todas las escuelas permanecen cerradas, a causa de la inseguridad de los disparos...
Aún seguimos aquí... El viernes llegaron rebeldes más que en otras ocasiones desde Bangui, la capital, para desarmar a los que.... pero lo pensaron mejor y no se encontraron con ellos. El sábado, una vez que se marcharon los superiores, han estado disparando todo el día para celebrar un matrimonio... Era mejor cuando se lanzaba arroz... ¡Mañana se lo voy a proponer!
El domingo por la tarde el sacerdote Mirek me llama desde Bouar. Hay un joven que ha sido raptado por los rebeldes en Bocaranga, y que estaría aquí en Bozoum. Han pedido un rescate de 250.000 F CFA (375 €). Lo han pagado, pero los rebeldes no lo han soltado
El lunes después de comer, fui a ver al jefe de los rebeldes. Es coronel (todos los rebeldes son o coroneles o generales...)
Estamos comiendo... Somos unos doce.
Explico el problema. Uno de los rebeldes dice que el joven está detenido por culpa de su padre, que es el alcalde de un ayuntamiento.
El jefe dice que lo han soltado esta mañana... Yo no estoy muy seguro (en efecto, lo han soltado: lo he sabido después).
De todos modos saco el segundo problema. Han puesto una barricada delante del liceo... La barrera se proyectó para estacionar coches y motos. y para pagar una especie de peaje ¡fuera de lugar...
Explico que hasta que esté esta barrera, la escuela no se puede abrir...
Hablamos un poco y dicen que la quitarán.
Se lo pregunto: ¿por qué poner un abarrera?
Dicen: para controlar que las motos estén ¡¡conformes con el código de la circulación!!
Les digo que ningún coche tiene ni siquiera el permiso de circulación (había allí expresamente dos...)
Respuesta: Pero somos rebeldes...
Digo como principio: ahora hay un gobierno, y ya no hay rebelión.
Respuesta: no estamos en guerra, y aquí esto es una provincia del Chad...
Les digo: estáis aquí para la seguridad, o ¿para aumentar los problemas?
Vi que había un prisionero en una habitación. Se lo pregunto: ¿es el joven que había sido soltado? No, dicen. Les pregunto si hay más. Sí, dicen, pero este es un bandido.
¿Cómo vosotros?, les pregunto...
Se ríen…

Verenos...
Otras noticias: la marcha del P. Nicolás, misionero en Centro África desde 1971... Un buen hombre, misionero (y piamontés). Tiene 90 años, y es hora de que se marche a sitios más tranquilos…




 


 

domingo, 5 de mayo de 2013

De la Comedia a la Tragedia



COMEDIA, ACTO 1:

La semana pasada los rebeldes llegaron a 15 kilómetros para robar un coche que nuestro mecánico estaba reparando por cuenta del párroco de Paoua (a 125 km). Lo había escondido... pero lo encontraron...
Conseguí que me hicieran un Documento que certifica que el coche es propiedad de la diócesis.
Lo llevé al cónsul del Chad... (¿Por qué? Porque los rebeldes son casi todos del Chad y es la única autoridad a la que respetan...)

Mientras esperamos que llegue el jefe de los rebeldes... charlamos...
El cónsul me dice que en Centro África hay muchas armas.
Yo: De acuerdo.
Él: Muchas armas artesanas.
Yo: Sí.
Él: Las han fabricado las autoridades.
Yo: Pero. son muchas las que llegan a través de las fronteras... Es más (dado que por la noche han pasado muchos coches robados en Bangui de viaje para el Chad), por las fronteras entran y  salen muchas cosas que no deberían ni entrar ni salir...
Él: De acuerdo. Pero en Centro África hay muchas armas artesanas.
Yo: ¿También los kalashnikov los fabrican artesanalmente en Centro África?
Él: No, pero...
Yo: Veo un saco de cohetes en los coches de los rebeldes... ¿también están fabricados artesanalmente?
Él: No, pero...

Después, llegó el jefe de los rebeldes.
No habla francés, no sabe leer... Joven, bien vestido, un par te teléfonos...
Toma el folio que le he entregado... al revés...y luego el cónsul lee el documento, lo traduce al árabe.
El jefe dice que devolverá el coche... si  le reembolsamos los gastos (me digo: ¿qué gastos?, si el carburante es robado...)
Aprovecho para preguntarle si es posible abrir las escuelas en la ciudad (las nuestras están abiertas desde el 3 de abril, pero las otras no).
El me dice que no hay problema, y yo le digo que después no deben ir a las escuelas, ni buscar a los maestros para saquear, etc...
Él me asegura (naturalmente) que no causarán problemas...

TRAGEDIA, ACTO 2

En efecto, el mismo día los rebeldes van a un poblado a 30 km, Manga, donde habían escondido el otro coche y lo roban. Marchan al Chad y temo que no lo veremos jamás (si alguno ve un Toyota Landeruiser con la matrícula DA 002 NM es el nuestro...)

COMEDIA, ACTO3

El viernes voy a Bouar para encontrarme con los hermanos y las hermanas, y para tener una reunión con la Comisión Justicia y Paz. Me cuentan que el día anterior el prefecto junto al jefe local de los rebeldes quiso encontrar a los misioneros y laicos de la Iglesia católica para volver a asegurarles... No es que se haya conseguido mucho, porque siguen los disparos y hurtos (especie de coches).
El jefe de los rebeldes ha venido nada menos que a la reunión con un coche robado... ¡¡¡a un sacerdote de la diócesis pocos días antes!!!

También el prefecto circula con un coche robado...

TRAGEDIA, ACTO 3

Al volver de Bouar, paso a Bossemptele, donde los Padres Camilos con las hermanas Carmelitas de Turín llevan la gestión de un hospital. Precisamente ayer murió un chico de 13 años: había sido opera  do de hernia en Yaloke, pero llegaron los rebeldes al hospital y todo el personal escapó. Sin curas, al chico se le cuidó con medicinas tradicionales, y cogió el tétano. Murió después de algunos días de sufrimientos terribles.

Ayer, me llamó sor Elvira de Berberati, y me dijo que había muerto un niño: la familia, en el momento de los disparos, había marchado con cinco niños al bosque, pero a la vuelta. uno de ellos tenía una malaria muy fuerte y se murió. Lo había adoptado una familia, porque los padres naturales lo habían abandonado.

FINAL ALEGRE, ACTO 0

En Bouar he encontrado a hombres y mujeres, miembros de los Comités Justicia y Paz, de dos parroquias. Centroafricanos. He quedado impresionado por su valor y por la capacidad de análisis.

VALOR: Uno de ellos, en la reunión con el prefecto y el jefe de los rebeldes, ha dicho que todos somos rehenes de los rebeldes. El prefecto se ha enfadado. ¡Pero es la verdad! Y él, el prefecto, es uno de los primeros rehenes...

ANÁLISIS: Algunos de ellos han dicho: Prestemos atención, porque estos nos invitan a las reuniones. piensan convencernos de que todo va bien, de modo que nosotros pasemos el mensaje a la gente, ¡¡¡engañándola!!!