Páginas vistas en total

sábado, 24 de enero de 2015

¡Buen trabajo!






¡Buen trabajo!
El trabajo y la actividad nunca faltan en Bozoum ... y no solo es culpa mía.
El lunes una reunión me tiene ocupado toda la mañana. Algunos jóvenes ha amenazado a las ONG que hay aquí en Bozoum por ayudarnos, con pretextos absurdos... Las ONG que hay aquí han intervenido en los poblados para las reconstrucción de las casas, y en la ciudad para reparar las carreteras (de este modo, dos mil quinientas personas, por turno, han podido trabajar y tener un salario, y esto ha ayudado mucho a disminuir las tensiones).
La reunión, en la que participan las ONG, el Prefecto y los representantes de los jóvenes, ha sido la ocasión por poner en claro algunas cosas, y también para intentar que los jóvenes entiendan la importancia del trabajo y de la formación, y no solo del dinero fácil...
De cualquier modo es señal de cómo a veces es difícil ayudar. Y es importante hacer que crezca la dignidad en quien lo necesita.
El lunes, en Bangui, dos personas que trabajan con Cáritas y la Comisión de Saud de la diócesis de Bangui, han sido raptadas por los antibalaka. Se trata del hermano Gustavo Reosse, centroafricano, y de Claudia Priest, francesa (caso extraño: al volver a Centro África, estaba a mi la lado en el avión...).
El rapto es obra de los antibalaka, que esperaban así obtener la liberación de un criminal, uno de sus jefes, arrestado hace algunos días por cometer crímenes contra la humanidad...
El día después también una joven de Iraq, que trabaja para las Naciones Unidas, fue raptada, pero abandonada algunas horas después.
Sin embargo, los dos han permanecido en manos de los antibalaka. El arzobispo de Bangui ha trabajado mucho para llevar las negociaciones, pero había mucha tensión. Finalmente, el viernes 23 fueron liberados los dos.
Por otra parte, ayer por la mañana un coche de la Cruz Roja Internacional fue atacado en la carretera por los antibalaka, a 26 kilómetros de Bangui. Amenazas, hurto de teléfonos y dinero. ¡A la Cruz Roja! Y, colmo de los colmos, todo delante de los gendarmes, que no han hecho nada por impedirlo.
Malas señales...
Señal de que no hay seguridad.
Señal de que todo el dispositivo de los Cascos Azules no funciona (¿todavía?).
Entre otras cosas, el hecho de raptar a personas que trabajan claramente para una organización católica, debería abrir los ojos a quien sigue hablando de los antibalaka como de "milicias cristianas"...
Mientras tanto en Bozoum, además de preparar la Feria Agrícola del 31 de enero, estamos revolucionando los almacenes, reparando el tejado, en el que el mes próximo instalaremos paneles solares.
Esto es un gran paso adelante, que nos permitirá tener corriente y no utilizar (casi) más los grupos electrógenos.
“La instalación es de 22.2 Kw. El proyecto ha sido financiado y realizado por Seva, con la asistencia técnica de Kad3Group y el regalo de baterías por parte de Vipiemme Solar. La instalación fotovoltaica de Bozoum estará de este modo operativa en marzo y suministrará electricidad a unos 2.000 personas, además de reducir alrededor del 96% el consumo de gasóleo; se prevé una producción de energía eléctrica anual de unos 18.000 Kwh., con el fin de evitar alrededor de 9.000 Kg./por año de emisiones de CO2".
Y todo con el trabajo de Enrique Massone (que desde hace casi 30 años vuelve a la República Centroafricana para echarnos una mano), de Alejo Vada, de nuestro grupo de albañiles, y de otros (como Antonio y Guliano, de visita por algunos días, y rápidamente puestos a trabajar con brocha en la mano...).
 ¡Buen trabajo!











sábado, 17 de enero de 2015

¡Hace frío!








¡Hace frío!
Antes de salir para volver a Centro África, muchos me decían: "Feliz tú que vas al calor". El problema es que aquí, en África, hace frío. En este tiempo las temperaturas, por la noche, descienden mucho. Aquí, en Bozoum, llegamos a las 9 grados (positivos). Durante el día se llega a los 30-35 grados. Pero por la tarde, por la noche y por la mañana hace frío. Especialmente la gente (los niños y ancianos en particular) sufre mucho.
El domingo celebré la primera misa después de mi vuelta, y es la ocasión para rezar juntos, y también para llevar el saludo y el recuerdo de muchas personas y comunidades que encontré.
El lunes por la mañana saludé a los alumnos de la escuela media y liceo "San Agustín", a los que presenté también el TRATADO DE FILOSOFÍA que acababa de ser editado en Italia, gracias a la ayuda de la Asociación cultural "SALINZUCCA - EL SABOR DEL SABER".
Durante estos días volvemos a pensar en los hecho de hace un año... El 13 de enero de 2014 salían de Bozoum, por fin, los rebeldes de la Seleka. Todavía hay tensión en los corazones, pero asimismo alguna pequeña señal de esperanza. Esta semana han venido los padres para inscribir a los niños musulmanes que están volviendo lentamente a Centro África, después de un año en el que han vivido como refugiados en Chad.
Justamente en estos días en Nigeria Boko Haram, un grupo terrorista islámico, ha matado a más de dos mil personas, aunque los hechos de París, desde el punto de vista mediático, han oscurecido esta tragedia. La gente está  preocupada, y la vuelta pacífica de los musulmanes en Centro África es una buena noticia.
El jueves y viernes fui de viaje a Bouar. Encuentros con las comunidades carmelitas misioneras de Baoro, San Elías y del Seminario de Yolé (que está de fiesta por la onomástica del P. Marcelo).
También encuentro a otros misioneros y misioneras, para recoger los informes para un proyecto de ayuda a las madres encinta y para los enfermos, obra de la República Checa.
En Bouar encuentro también al P. Benjamín, que está preparando la Feria  que se tendrá allí los días 7 y 8 de febrero.
Junto a la Feria de Bozoum (31 de enero y 1 de febrero), es otra semilla y fruto de esperanza.






p.Marcello

Il ritorno di Hyppolite a Bozoum




sábado, 10 de enero de 2015

Viajes




Chiesa di Santa Chiara, Cuneo



Viajes
Los últimos días en Italia han sido muy completos: encuentros, saludos y celebraciones. Finalmente, el lunes salí; éramos cuatro: Enrique Muratore, (albañil que viene a la República Centroafricana desde 1987 todos los años), Alexio (albañil también), una hermana clarisa, sor Beatriz, y yo.
Algún retraso, algún imprevisto, pero llegamos bien a Bangui y hacia las 18 horas del martes estábamos en nuestro convento del Carmel.
El miércoles trascurre entre reuniones y encuentros. El más hermoso con unos veinte jóvenes de la UASCA (una pequeña asociación que recoge a los muchachos que han estado en el seminario en Yolé, en Bouar, donde he estado trabajando durante unos diez años).
Quieren saber algo sobre el premio por los derechos humanos recibido en Madrid, y aprovecho para animarlos y estimularlos a reflexionar mucho para poder luego elegir y obrar por el bien del país.
El jueves por la mañana a las 5'30 salimos para Bozoum. Cuatrocientos kilómetros de carretera, sin grandes sorpresas (por fortuna).  Salimos de Bossemptele, donde encontramos a Hipólito, que está en el hospital por una fractura y algún problema. Está bastante bien, y esperamos que se reponga pronto.
Hacia las 12 estamos en Bozoum, justamente cuando los alumnos salen de la escuela: un muchedumbre de niños, muchachos y muchachas... gritando: "Aurelio, Aurelio, Aurelio”.
En la Misión encuentro a los PP. Enrique y Norberto y luego a las hermanas.
Por la tarde... rápidamente una reunión para preparar la FERIA AGRÍCOLA, que tendrá lugar el 31 de enero y el 1 de febrero en Bozoum...
Enrique y Alexio se ponen inmediatamente a trabajar, porque tenemos  que reparar los tejados de los almacenes para poner los paneles solares: un gran proyecto, que debería permitirnos tener corriente las veinticuatro horas del día, y no tener que utilizar más el grupo electrógeno...
Mucho trabajo, entre escuela, parroquia, construcción, Feria... y ahora: ¡Buen trabajo en Bozoum!


la mia parrocchia
ma Paroisse à Cuneo

Piazza Galimberti, Cuneo

Incontri dell'ultim'ora a Cuneo

Incontro con i giovani UASCA a Bangui



Hyppolite all'ospedale di Bossemptele


Enrico fotografa

Inizo dei lavori a Bozoum
commencement des travaux à Bozoum

Inizo dei lavori a Bozoum
commencement des travaux à Bozoum

domingo, 4 de enero de 2015

¡Gracias!





¡Gracias!
¡Feliz año, y buen viaje! Mañana, lunes 5 de enero, vuelvo de nuevo para Centro África.
Después de casi un mes en Italia (y en otras partes...), estoy dispuesto y preparado para volver a casa, a Bozoum. Serán meses especialmente comprometidos (pero ¿cuándo no lo son?. La difícil situación del país, la preparación de la Feria Agrícola, trabajos importantes, la preocupación y el seguimiento de las escuelas, visitas y viajes y, sobre todo, mucha gente con la que trabajar y realizar algo es hermoso, incluso en medio de tanta destrucción...
Siento ganas de marchar, pero también estoy muy contento de este período de tiempo pasado aquí en Italia, donde he encontrado tantas atenciones u tanta estima; espero no desilusionar a nadie. Tantos amigos, tantos familiares y tanta gente nueva que anima con la atención y frecuentemente con gestos concretos de compartir que, en un momento de crisis como este, son aún más significativos.
Encuentros (un libro editado y publicado ("El Manual de Filosofía"), celebraciones con comunidades parroquiales y comunidades de hermanas y de padres, reuniones... Todo sirve para ayudar a conocer un poquito del mundo como Centro África (dos veces más grande que Italia) y ensanchar el corazón.
Gracias, asimismo en mi visita a Cuneo que, incluso en su discreción, se ha demostrado cercana y atenta.
Me marcho con mucha alegría, porque sé que muchos me seguirán con sus oraciones, con el pensamiento y con la información. ¡Gracias a todos!
Y gracias también por las diferentes ediciones de este blog (italiano, francés, inglés, español, alemán y checo) ha habido más de 105.000 vistas.
Un gracias enorme a los diferentes traductores: al P. Juan Montero, por el español, a Ludmila y Martin por el checo, al P. Rafael y Clara por el inglés, a Regina por el alemán...
¡Gracias a todos!