Páginas vistas en total

sábado, 28 de febrero de 2015

Sueños grandes y pequeños...








Sueños grandes y pequeños...
El domingo 22 de febrero es el primer domingo de Cuaresma: un tiempo que aquí, en África, tiene una resonancia particular, porque es el tiempo de preparación de los catecúmenos para los bautismos, que celebraremos en la noche de Pascua.
Después de la celebración de la eucaristía, salimos de la iglesia, y en la plaza comenzamos las maniobras... casi militares: los Scout celebran hoy el aniversario de la fundación, y unos sesenta chicos y chicas hacen la promesa de Scout, con uniformes, banderas, cantos y... alguna lágrima de emoción.
El lunes por la tarde acompaño a Pablo Silvestre  a la escuela. Hoy tiene la primera clase a los chicos y chicas de Tercero y Quinto de Liceo. Materia: en teoría el marketing y los negocios. En la práctica una clase un poco mágica para ayudarles a soñar, a cambiar una crisis en una oportunidad, a contar historias de gente que cree y trabaja y que ha hecho de los propios sueños un trampolín para una realidad todavía más bella...
El trabajo de los voluntarios (Mario. Mauricio y Pablo) sigue, a pesar del sol, el polvo y también la falta de agua (la bomba está como loca y no trabaja como debe hacerlo)
El trabajo de preparación está casi terminado, y comienza la instalación de los paneles solares.
Mientras tanto me dedico al montaje y a la instalación de  otro sueño: una impresora para poder publicar un periódico al menos a nivel parroquial, para ofrecer a la gente algo que leer, tener un poco de información y un poco de formación.
¡Gracias a quien ha contribuido a realizar otro sueño!














sábado, 21 de febrero de 2015

Viaje, Cenizas y trabajos



Viaje, cenizas y trabajos
El domingo 15 de febrero llegamos a Bangui, la capital, hacia las 4'00 de la tarde, sin sorpresas y problemas...
El lunes y el martes los pasé en Bangui, para diferentes reuniones. La situación en la capital sigue siempre tensa. El martes aún hubo problemas (manifestaciones y un coche atacado y quemado), pero  logro moverme bastante.
El martes por la tarde, con Air France, llegaron cuatro personas particulares: el P. Carlos, carmelita, que vuelve a dar clases con muchísima pasión, Mario Mazzali, un trabajador no-stop de Pegognaga, Paolo Silvestro, un amigo de Cuneo y Mauricio, mi sobrino, que vuelve para echarnos una mano.
El miércoles por la mañana salimos de Bangui bajo una intensa lluvia, que nos acompaña los primeros 220 kilómetros. Después de una breve parada en Bossemptele, llegamos a Bozoum hacia las 15'00.
Hoy, miércoles de ceniza, un día de oración, reflexión y ayuno que abre el tiempo de Cuaresma. Algunos cientos de cristianos ha comenzado el día en Binon, una colina que domina Bozoum. A las 17'00 celebré la eucaristía, en la que me exijo, a mí mismo y a todos los demás, la necesidad de reaccionar y luchar en contra de la indiferencia (en relación con Dios y con los hermanos), un tema que señala en profundidad este período cuaresmal, en el que estamos frente a la misericordia de Dios que se manifiesta en la pasión y muerte de Jesús.
El jueves Mario, Mauricio y Paolo empiezan a trabajar: se trata de montar e instalar los paneles solares. Un trabajo largo y pesado, pero que no les espanta.
Los tiempos de trabajo son intensos, pero no faltan pausas y, sobre todo, muy buen humor.
El viernes, mientras voy a visitar a una anciana, paso a ver los huertos (los de la Feria...) y observo con gusto que ahora están hermosos y en plena producción.
 


Youssouf con il suo mulino per il mangime delle galline ovaiole

Sosta a Bossemptele
Pause à Bossemptele







Paolo in visita agli Orti di Bozoum
La visite aux Jardins potagers de Bozoum

Maurizio e Mario



lunes, 16 de febrero de 2015

Reuniones, kilómetros y risas



Riunione con i novizi a St Elie - Bouar


Reuniones, kilómetros y risas
Continúa (y acabe) durante esta semana la visita del P. Justino, provincial, y de los Consejeros (PP. Franco, Marco y David).
El lunes estamos en Yolé, siempre en Bouar, para encontrar a los padres que trabajan aquí en la educación: unos setenta chicos de las escuelas elementales al liceo. Por la tarde, tuvimos una reunión con todos los carmelitas que, en Centro África, trabajan en la formación de los jóvenes: un momento de examen y discusión sobre las distintas etapas del camino formativo (desde el seminario al liceo, desde el noviciado a los estudios de Filosofía y Teología).
El martes por la mañana clausuramos la etapa centroafricana de esta visita con el Consejo Plenario: una reunión de todos los padres de la Delegación Centroafricana (somos unos quince, entre italianos, centroafricanos y checos).
El Provincial explica el motivo de esta visita: dar testimonio del reconocimiento de la Provincia Carmelita Ligur por los religiosos que viven y trabajan en Centro África, sobre todo para dar las gracias a cada uno por el valor y la abnegación durante estos dos años de guerra... Durante la reunión debatimos de diferentes puntos y proyectos.
Terminamos todo con la celebración de la eucaristía y, después de la comida (enriquecida con ravioles hechos por la madre del P. Federico, Filomena, bajo el ojo atento y vigilante del padre José...), hacia las 13'15 marchamos hacia la frontera con el Camerún, donde vamos para visitar a nuestros estudiantes centroafricanos, fray Rodrigue y Cristo, y a dos padres de nuestra Provincia que trabajan en la capital, Yaoundé.
Alcanzamos la frontera, donde conseguimos despachar con bastante rapidez (una hora y media...) los asuntos necesario. Pasamos a visitar a Youssouf, un amigo musulmán, que era vecino nuestro en Bangui. El año pasado, a causa de la guerra, tuvo que abandonar todo y refugiarse aquí con su familia. Aquí, en Garoua Boulay, se dedica a la crianza de 25.000 gallinas ponedoras.
Pasamos la noche aquí, y el miércoles por la mañana salimos para los últimos 600 kilómetros. Las carreteras son hermosas, y la compañía y sobre todo, las risas espontáneas alegran el viaje. A las 14'15 llegamos finalmente a nuestra parroquia de Yaounde, en el barrio de Nikoabang. Desde aquí vamos a otro convento, en el barrio de Nikolbisson, donde encontramos a nuestros estudiantes, a los PP. Domenico y Marco, pero también a los demás: P. Marie Joseph (francés) y a los estudiantes cameruneses.
El jueves pasa rápido, entre una reunión y un encuentro. Estamos alegres y refrescados por una buena lluvia (la primera del año).
El viernes la mañana despierta a las 3... para acompañar al Provincial y a los Consejeros al aeropuerto. Saludos, abrazos y salida: ellos hacia Europa y yo vuelvo a la ciudad para comprar algo. Hacia las 13 salgo de Yaoundé y, después de cerca de 400 kilómetros, llego a Bertousa, donde paso la noche. Aquí encuentro a Junior, uno de los chicos del liceo San Agustín de Bozoum, a quien ayudo en sus estudios aquí, en la Universidad de Ciencias Económicas.
El sábado por la mañana marcho hacia la frontera, que paso sin demasiados problemas, y a las 12 estoy en Bouar, después de 400 kilómetros.
El domingo salgo hacia Bangui (... otros 450 kilómetros) y durante un par de días estaré aquí, para alguna reunión y para acoger a los amigos que llegan de Italia...

Arrivo alla Yolé - Bouar



Les Suore indiane della Yolé

I ravioli a St Elie con mamma Filomena e papà Giuseppe, e il figlio p Federico



L'allevamento di Yussuf a Garoua Boulaye


Sosta in Camerun


il Coro dei Carmelitani a Yaounde

Momento di preghiera sulla tomba di fr Thierry

Riunione in Cameroun

martes, 10 de febrero de 2015

De una Feria a otra....


Fiera di Bozoum: la mamma di Hyppolite (Concorso orti)
Foire de Bozoum: la maman de Hyppolite (cooncours jardins potagers)




De una Feria a otra....
Por la tarde del 1 de febrero terminamos la duodécima Feria de Bozoum. Una breve ceremonia, precedida por una representación ideada y presentada por los alumnos de nuestro liceo San Agustín. Me sorprendieron por la capacidad de reflexión y de crítica de algunos aspectos de la sociedad en Centro África. En esta representación un grupo de habitantes del poblado va a discutir con el jefe del poblado (que es una mujer), sobre algunas malas costumbres de la gente: algunos, cuando reciben los víveres PAM de las ONG los van a vender, otros malvenden los utensilios agrícolas recibidos como regalo por unas pocas monedas, otros, cuando reciben las mosquiteras, en lugar de colgarlas sobre las camas las usan para pescar, o para el trabajo de los campos. En resumen, el mensaje es claro: si reciben algo, que intenten no malgastarlo y utilizarlo como se debe: de este modo nuestro poblado crecerá.
Después de la representación, es el momento de los premios para los mejores expositores y para los mejores huertos: algunos utensilios agrícolas, y para los diez primeros una medalla.. ¡Cuánto orgullo en la sencillez de estos rostros y de estas manos!
Al final de la Feria, hacemos dos cuentas, y descubrimos que entre las ventas de y el resto (restaurantes y bares), en esta edición la cifra de los negocios es de unos veinte millones de f CFA (30.000 euros): no está mal, para estos tiempos de guerra.
El lunes marcho para Bangui. Acompaño a Alessio, el albañil, que vuelve a Italia, y recojo a algunos visitantes, en particular al P. Justino, nuestro superior provincial, con sus consejeros (PP. Franco Rudasso, Marco Pesce y David Sollami). Es prácticamente el gobierno de nuestra Provincia religiosa, y han venido en este V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa (nuestra fundadora) para expresar el afecto y la cercanía de nuestros hermanos..
Una visita marcada por momentos de oración, de encuentro, de diálogo personal, de proyectos, de verificaciones, de reuniones, pero también de muchas risas. La Biblia dice: "Qué hermoso y alegre es convivir los hermanos unidos".
El jueves por la mañana marchamos, a las 5'00, de Bangui para evitar las barreras de los antibalaka (el lunes, a la ida, eché abajo una, porque pretendían que pagase...).
A las 12 estábamos en Bozoum, después de una pequeña parada en Bossemptele.
También aquí, reuniones y encuentros, sin olvidar una hermosa pizza...
El sábado salimos en dirección a Baoro, donde volvemos a encontrar a los PP. Renato, Lionello y Dieudonné.
El domingo por la mañana tomamos la carretera de Bouar, y después de haber dejado a los visitantes en nuestro convento de San Elías, voy a la ciudad a visitar la Feria que, como Cáritas, organizamos todos los años. Hay gente, muchas cooperativas y también algunos organismos y las Naciones Unidas.
¡Otras semillas y frutos de esperanza!
Aquí el enlace en el que hay un breve vídeo de la Feria de Bozoum:
 







Alessio

Celebrazione al Carmel (Bangui)

Con l'Arcivescovo di Bangui



le risaie di Bozoum
le riz à Bozoum

Fiera di Bouar
Foire de Bouar