Páginas vistas en total

viernes, 27 de mayo de 2016

Años y años...



La porta di una casa a Tataley
La porte d'une maison à Tataley
Años y años...
El lunes por la mañana, después de haber organizado la obra de la iglesia, marché hacia Bocaranga, a 125 kilómetros, donde llegué después de solo tres horas. Aquí saludé a sor Renata Dutto, que definitivamente se va para Italia, después de haber trabajado como comadrona, enfermera y responsable de los mal nutridos y de los ciegos en Ngaundaye durante cuarenta y ocho años.
Me senté a la mesa con los capuchinos de la Misión: el P. Cipriano, con 56 años en África, y el P. Valentín con 54... que, junto con sor Renata, entre los tres totalizan 158 años de servicio en Centro África. ¡Ánimo!
A primeras horas de la tarde tomé la carretera (o mejor, la pésima carretera) para Ndim.
Estoy aquí porque desde hace meses la situación es muy tensa. Algunos grupos armados se están reorganizando y creando alianzas peligrosas, bajo la mirada indiferente de los Cascos Azules y la ausencia de las autoridades del Estado. En estas últimas semanas la tensión ha subido, con grupos de es-Seleka hacia Koui, y la reacción de los antibalaka que, con frecuencia, se aprovechan del desorden para atacar a la población Mbororo (nómadas que viven de la cría de ganados) y robarles los animales.
Le tensión en estos últimos días: unos 200 Mbororo se han refugiado en la Misión, pero gracias a Dios hemos logrados que intervengan los Cascos Azules que  los han tomado bajo su protección.
En Ndim saludé al P. Robert, un capuchino polaco que desempeña un gran trabajo para impedir la tragedia, a las hermanas de la Misericordia, a la alcaldesa (una mujer valerosa), al jefe de los Cascos Azules y, sobre todo, a las familias Mbororo. Discutimos con ellos e intentamos hacerles reflexionar y de mantener encendida la esperanza.
El martes volvía a Bozoum, a tiempo para saludar al P. Norberto que marcha por un período de descanso a Italia.
El jueves por la mañana marché con el P. Enrique a Kosso, un pequeño poblado a 8 kilómetros de Bozoum (8 kilómetros y cuarenta minutos de coche...) Aquí, gracias a la generosidad de algunos amigos, estamos comenzando la construcción de una escuela elemental para los alrededor de 230 alumnos que por ahora siguen las clases bajo hangares de paja y madera...
Siempre  adelante

Sr Christina e Sr Renata Dutto

la strada tra Bocaranga e Ndim
La route entre Bocarnga et Ndim

Ndim: sr Mediatrice e il sindaco
Ndim: sr Médiatrice et Mme le Maire

Caschi Blu a Ndim









Alunni della scuola di Kosso
Elèves de l'école de Kosso

I lavori proseguono a Bozoum







domingo, 22 de mayo de 2016

Construir…






Construir
Esta semana aquí, en la parroquia, unas ochenta personas  han vivido un momento fuerte de formación sobre el matrimonio, para descubrir o redescubrir la belleza y la gracia del sacramento, dirigidos por el P. Marcelo Bartolomei.
Con frecuencia aquí la vida familiar es muy frágil, y va acompañada de diferentes problemas (el peso de la dote, la pobreza, el poco conocimiento recíproco y el cansancio de vivir una sexualidad responsable).
En los mismos días un grupo de musulmanes (en su mayoría mujeres), ha esta do aquí en la Misión para un período de formación sobre la agricultura. Muchas de ellas estaban acostumbrados más al comercio o a la cría de ganado, pero la guerra ha cambiado todo.
Los trabajos de las obras de la iglesia van bastante bien...
El jueves por la tarde estaba a punto de salir para Bouar, pero empezó a llover: un clásico temporal, pero las pistas estaban impracticables. Así pues, tuve que salir el viernes, a las 4 de la mañana y a las 8'30 estaba ya en Bouar, después de 250 kilómetros. Reuniones con diversas comunidades, encuentros, así como reuniones también con Cáritas. Y antes de salir, el sábado por la mañana, encontré a los misioneros que han trabajado en la sanidad. Se habían reunido durante un período de información sobre el SIDA, ayudados por un voluntario, especialista, italiano. Yo me reuní con ellos brevemente para presentar el proyecto financiado por la República Checa, que permitirá ayudar a las mujeres embarazadas (visitas prenatales, partos e intervenciones de urgencia), desnutridos, personas con algún hándicap y enfermos del SIDA.
El sábado, después de comer, estoy en la carretera y por tarde-noche estaba de vuelta en  Bozoum.

Formazione sul Matrimonio
Formation Mariage

Formazione sull'Agricoltura




Piove
Il pleut

Luigina e Mario

Riunione dei responsabili dei vari servizi sanitari della Diocesi
Réunion des agents de Santé du Dopcèse.


sábado, 14 de mayo de 2016

Kilómetros cero





Kilómetros cero
Esta semana ha habido un milagro: he logrado quedarme en casa, en Bozoum, sin viajar.
Desde hacía tiempo eso no ocurría, y ha sido un placer.
El domingo llegaron nuestros siete novicios carmelitas. Normalmente viven en San Elías, cerca de Bouar, pero pasarán con nosotros esta semana. Es bonito ver un grupo de jóvenes que reza, trabaja, come y bromea.
He tenido tiempo esta semana para dedicarme a los exámenes de catecismo y, sobre todo, a los trabajos de la iglesia.
El proyecto de ampliación sigue avanzando, aunque con un poco despacio, bien por el hecho de mis ausencias, como por la falta de "maestros canteros-geómetras-albañiles", como Alexio Vada y Enrique Massone... Pero desde el lunes hemos comenzado por dentro de la iglesia, con la demolición de una parte del presbiterio  y hemos comenzando a construir el muro que para la sacristía y que hará de fondo del presbiterio en la iglesia.
Parece casi que hay que hacer excavaciones arqueológicas. Encontramos piedras, ladrillos y hasta tiras de metal aprovechadas de viejos bidones, que se habían usado en lugar de varillas de hierro como armadura...
La cuadrilla de albañiles, compuesta por unas diez personas, está trabajando muy intensamente, y espero que la zona de la sacristía esté terminada para dentro de un mes.
Mientras tanto, tendrán que llegar los cristales, para hacer las vidrieras. Espero que llegue asimismo algún albañil de Italia a echarnos una mano. ¿Conocéis a alguno?




 












sábado, 7 de mayo de 2016

Bautismos




Le "danseuses" preparano i fiori per la liturgia



Bautismos
Para una parroquia, para una comunidad cristiana, el bautismo es un gran don. Pero si, en lugar de un bautismo, son 160, entonces es un río de gracia.
El domingo 1 de mayo, fue el gran día de los bautismos.
Normalmente los hacemos en Pascua, pero este año era un poco pronto, y los catecúmenos aún no estaban preparados. Así pues... con un mes de paciencia, las lecciones de catecismo se han intensificado lo mismo que los exámenes finales.
Quise estar presentes en estos exámenes, para ver a cada uno de los que se iban a bautizar y, sobre todo, para intentar darme cuenta de si estaban "preparados" para este don. Alguna pregunta sobre el catecismo y luego otras preguntas del tipo: "¿Quién es Jesús para ti?"; "Cuando lees el Evangelio, qué es lo que más te gusta?"...
Y el domingo fue el gran día. Celebramos al aire libre, porque no hay un sitio para todos en la iglesia. Monaguillos, coral, danzantes litúrgicas, catecúmenos y mucha gente. Estamos todos para celebrar este momento de gracia.
Para una parroquia, para una comunidad cristiana, el bautismo es un gran dos. Pero también es una gran responsabilidad: los nuevos cristianos deben poder encontrar una comunidad, un lugar donde sea hermoso vivir y compartir la fe, donde se pueda encontrar un ejemplo para ser fieles y generosos, donde se pueda gustar la belleza y la alegría de ser "wa-Christ", cristiano, como se dice en sango, en la lengua nacional de Centro África.
El lunes por la mañana a las 6 celebramos algunos matrimonios... Un poco en sordina, para intentar evitar demasiados gastos. Pero las cuatro parejas que se casaban, aun sin tener demasiados accesorios y demasiado dinero, saben que el matrimonio es un don, y el amor de un hombre y de una mujer necesitan la fuerza y la bendición ce Dios.
El lunes por la mañana marché para Bangui, para algunas reuniones, y volví el miércoles, justo a tiempo para la fiesta de la Ascensión, que aquí se celebra el jueves. 




Sr Lydie e Sr Annita preparano l'altare


P.Enrico

Soeur Christine







da guardare con attenzione...
à regarder avec beaucoup d'attention